Nacional

Asignan al Ejército frenar gaschicol

El constante robo de gas LP prendió focos rojos en Pemex por lo que solicitó el apoyo la Secretaría de la Defensa Nacional

Reforma

Reforma

jueves, 02 enero 2020 | 08:43

Ciudad de México— El Ejército tiene una nueva tarea: frenar el gaschicol, que es el robo de gas LP.

De enero a octubre del 2019, los soldados desplegados en apoyo a la seguridad de Pemex lograron el aseguramiento de 181 mil litros de gas LP, 86 por ciento más que todo lo recuperado en 2018 cuando interceptaron 97 mil litros.

El constante robo de gas LP prendió focos rojos en Pemex por lo que solicitó el apoyo la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para intentar frenar este delito, que prolifera principalmente en el Edomex y en Puebla.

Reforma publicó ayer que la petrolera registró 863 piquetes en gasoductos entre enero y septiembre de 2019, en contraste con los 206 contabilizados en el mismo periodo de 2018. Puebla registró 556 casos y Edomex 193.

Fuentes de Pemex reconocieron que asegurar gas LP resulta más complejo porque el producto es vendido de manera inmediata a los repartidores oficiales.

"No hay un control, como podría darse en una gasolinera, el producto es directamente inyectado a una pipa de gas autorizada o con permisos, lo que resulta muy difícil saber la procedencia del energético", reconoció un superintendente consultado por Reforma.

Se presume que la red de gasotraficantes opera en colaboración con gaseras o con los operadores de éstas, de acuerdo con las pesquisas ministeriales, en las que coadyuva Pemex.

Tras una serie de capacitaciones a militares respecto a la documentación que deben portar los gaseros, el Ejército puso en marcha una serie de reconocimientos terrestres en zonas rurales y puestos de control vehicular aleatorios para la detección de gaschicol.