'Asfixian' incendios forestales a la CDMX

Recomiendan a las personas no salir a la calle

Associated Press
lunes, 13 mayo 2019 | 06:00
Associated Press

Ciudad de México— El Gobierno de la Ciudad de México le advirtió ayer a la población que no saliera, luego que incendios forestales cubrieron la metrópolis con una capa de humo que ha alarmado incluso a muchos de los que están acostumbrados a la contaminación.

Las actividades al aire libre en el Paseo de la Reforma, la principal avenida de la ciudad, no fueron suspendidas, aunque menos capitalinos que de costumbre salieron a andar en bici, patinar o a practicar aerobics en esta vía que suele ser cerrada los domingos para que la gente se ejercite. En la capital y en el área metropolitana circundante viven unos 22 millones de personas.

El aire está contaminado con niveles elevados de partículas sólidas, como por ejemplo ceniza, que pueden provocar problemas respiratorios y otras enfermedades por inhalación prolongada, indicó la Comisión Ambiental de la Megalópolis. En los últimos días se ha enviado a 258 bomberos a que apaguen 13 incendios de matorrales, cuatro incendios en parcelas de cultivo secas, dos en casas, un incendio forestal y un fuego en un almacén industrial.

En el cercano Estado de México, 992 bomberos han sido enviados a combatir 30 incendios.

Al mismo tiempo, en los estados sureños de Oaxaca y Guerrero surgieron incendios que, combinados con un sistema de alta presión, derivaron en la llegada de más contaminantes al Valle de México, hizo notar la comisión. Y en Tepoztlán, una popular localidad turística al sur de la capital, las autoridades cerraron el acceso a sus ruinas arqueológicas el fin de semana mientras apagaban incendios que consumieron más de 80 hectáreas de pastizales, matorrales y otras plantas inflamables.

El hashtag HumoEnLaCDMX era tendencia en Twitter, y circulaba una imagen de la estatua del Ángel de la Independencia con una máscara antigás.

Olivia Meza, de 28 años, se desplazaba en patines junto con su perro a pesar de las advertencias por la contaminación.

“Yo estoy acostumbrada al aire, de alguna forma”, afirmó, encogiéndose de hombros. “Somos como cucarachas... difícilmente nos matan”, afirmó.

Meza dice que los crecientes niveles de contaminación atmosférica en la urbe se deben al cambio climático. En los últimos años la temporada de secas en la Ciudad de México se ha extendido, por lo que ha llovido menos durante el verano y las temperaturas se han elevado.