PUBLICIDAD

Nacional

Arranca Morena pugna por control rumbo al 2024

Liderazgos nacionales y locales disputan este fin de semana posiciones en el Congreso Nacional

Érika Hernández
Agencia Reforma

sábado, 30 julio 2022 | 10:40

Especial

PUBLICIDAD

Ciudad de México- Liderazgos nacionales y locales de Morena disputan este fin de semana posiciones en el Congreso Nacional para influir en la repartición de candidaturas y decisiones electorales rumbo a las elecciones del 2023 y 2024.

Los aspirantes a la candidatura presidencial son los primeros en ir a votar. El Canciller Marcelo Ebrard emitió su votó a las 9:00 horas en el distrito 12, en la Cuauhtémoc, antes de viajar a Chihuahua, donde tendrá un encuentro con simpatizantes.

PUBLICIDAD

A las 10:30 horas se prevé que lo haga la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, en el distrito 5, en Tlalpan.

Al Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, le tocaría votar en Tabasco, en el distrito 6, donde es candidato a congresista, pero no se ha informado si viajó a su tierra natal, mientras que a Ricardo Monreal también le tocaría acudir a una de las casillas en la Cuauhtémoc.

Todos ellos tienen a operadores políticos registrados, aunque la mayoría de personajes de este último fueron excluidos de la lista.

Este sábado la contienda se realizará en 20 entidades: Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Tamaulipas, Zacatecas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Guerrero, Hidalgo, Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Colima y Michoacán.

Mientras que el domingo se efectuará en Durango, Jalisco, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato, Yucatán, Querétaro, Morelos y Estado de México.

En cada uno de los 300 distritos electorales federales se elegirán a 10 morenistas, mitad mujeres y mitad hombres, que conformarán el Congreso Nacional de Morena, máxima autoridad del partido.

Los 3 mil congresistas sesionarán el 17 y 18 de septiembre para elegir a 300 morenistas que integran su Consejo Nacional, el cual elegirá a los integrantes de la dirigencia -excepto presidencia y secretaria general-. Dicho órgano legitimará las principales decisiones cupulares de la elección presidencial y gubernaturas.

Ese Congreso también modificará en esas fechas los estatutos del partido y se ratificará el método para elegir al candidato presidencial.

Todos los liderazgos compiten por acaparar lugares, pues los congresistas se convertirán en consejeros estatales, quienes influirán en la definición de candidatos a gobernadores, diputados y Alcaldes en el 2024, además de elegir -13 y 14 de agosto- a las dirigencias estatales.

Ya dentro de los órganos de dirección, los liderazgos se reagruparán para impulsar a alguno de los aspirantes a la candidatura presidencial.

Para morenistas, tras cuatro años de pugnas internas, los grupos o liderazgos que ayudaron a Andrés Manuel López Obrador a crear el partido se disolvieron o perdieron fuerza.

Ahora, funcionarios que adquirieron poder en estos tres años de Gobierno federal también quieren encabezar las decisiones del partido, y otros se reagruparon y buscan fortalecerse.

Algunos de ellos, como el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, o el vocero presidencial, Jesús Ramírez, se inscribieron directamente, otros registraron a sus cercanos.

Además, los personajes que han llegado de otros partidos también buscan posiciones, principalmente los ex priistas.

¿Fin del pleito?

En el 2018, tras la elección presidencial, el Congreso y Consejo Nacional de Morena debieron renovarse, sin embargo, Andrés Manuel López Obrador pidió posponer el cambio para 2019, a fin de que los morenistas asumirán sus nuevas posiciones en la Presidencia y en la Legislatura.

Así, a finales de ese año, se convocó a la renovación de los órganos, pero las asambleas se cancelaron por actos violencia e irregularidades y morenistas denunciaron ante el Tribunal Electoral la exclusión del padrón y la inelegibilidad de algunos consejeros, por lo que la Sala Superior invalidó el proceso.

La pugna entre Bertha Luján, presidenta del Consejo, y Yeidckol Polevnsky, presidenta del CEN, por dirigir al partido, impidieron que ambas instancias llegaran a un acuerdo.

El 26 de enero del 2020, la primera logró que sesionara el Congreso y destituyó a la segunda, por lo que Alfonso Ramírez Cuéllar quedó como presidente interino del partido, quien buscó quedarse hasta el 2021.

Nuevamente el Tribunal Electoral tuvo que intervenir, y exigió que para realizar el cambio de órganos de dirección debían tener un padrón confiable, mientras tanto, ordenó, que la dirigencia nacional se eligiera por una encuesta, organizada por el INE.

Esta nueva convocatoria también fue impugnada por al menos 40 morenistas, por excluirlos como candidatos, además que no han cumplido con tener un padrón confiable, por lo que confían que nuevamente la Sala Superior invalide el proceso interno.

El control dentro del caos

Las pugnas por el poder interno han llevado a Morena a no tener una estructura partidista sólida, pese a ser el partido en el Gobierno.

El Consejo Nacional prácticamente está inactivo, por lo que en los últimos dos años difícilmente alcanza quórum para sesionar, y en la mayoría de los estados, ese órgano estatal es inoperante o no existe.

"Hemos venido viviendo un desgaste porque hay un conjunto de consejeras y consejeros que ya no quieren participar, ya tiraron la toalla o participan cuando quieren o les conviene", reclamó hace una semana su presidenta, Bertha Luján.

El control de las dirigencias estatales las ha asumido la dirigencia nacional, la cual nombró, entre el 2020 y 2022, a 19 delegados con funciones de presidentes.

En otras permitió que el secretario general ejerciera esa función y en 10 más los líderes están desde el 2015 o están acéfalas porque las instalaciones están tomadas. La mayoría de las direcciones operan con pocas secretarías.

En la maraña de problemas, los llamados "comités de protagonistas del cambio verdadero", que alcanzaron 30 mil y fue la estructura que creó López Obrador para operar la elección del 2018, abandonó de funcionar.

Tampoco existen comités municipales y órganos internos que eran clave para el partido, como el Consejo Consultivo Nacional, que incluiría a personajes notables para elaborar el plan de acción.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search