Nacional

Archivos vinculan a Ricardo Salinas Pliego con empresa investigada por fraude

Fue enlazado con entidades con sede en Europa que poseían grandes acciones del Grupo Fertinal, informó The Wall Street Journal

El Diario de Juárez

miércoles, 04 septiembre 2019 | 13:17

Ciudad de México— Un destacado aliado del presidente de México, uno de los hombres de negocios más ricos del país, tiene vínculos financieros con compañías que poseían acciones significativas en un fabricante de fertilizantes que se encuentra en el centro de un creciente escándalo de corrupción nacional. 

Ricardo Salinas Pliego, quien dirige un imperio comercial con activos en operaciones bancarias, radiodifusión y ventas al menudeo, está vinculado a entidades con sede en Europa que poseían grandes acciones del Grupo Fertinal, según personas familiarizadas con el asunto y documentos corporativos internos revisados por The Wall Street Journal.

Fertinal se vendió a la compañía petrolera estatal mexicana Petróleos Mexicanos, o Pemex, en el 2016 por 635 millones de dólares, incluido el retiro de la deuda, un precio que un regulador fiscal del gobierno luego determinó que se infló en casi 200 millones de dólares.

En marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció una investigación federal sobre el acuerdo después de que Pemex presentara una denuncia de fraude ante los fiscales acusando a las instituciones que financiaron la compra —incluido el Banco Azteca, del cual Salinas Pliego posee una acción mayoritaria— de inflar a sabiendas el valor de Fertinal. 

Recientemente, el Journal informó que los fiscales mexicanos se estaban preparando para presentar cargos de corrupción contra un expresidente ejecutivo de Pemex por aceptar 2.8 millones de dólares en sobornos relacionados con la compra de Fertinal, según una persona con conocimiento de la investigación. 

El ejecutivo, que ha estado en libertad desde mayo, previamente negó haber actuado mal.

Los fiscales no han acusado a Salinas Pliego de ningún delito relacionado con la compra. Durante mucho tiempo negó ser accionista de Fertinal, compañía que estaba “técnicamente en bancarrota” cuando Pemex la compró, según un informe posterior del gobierno sobre el acuerdo. 

Salinas Pliego dijo que solo era un acreedor a través de Banco Azteca, el cual le había prestado al productor de fertilizantes 406 millones de dólares a partir del 2008. La mayor parte del precio de compra pagado por Pemex fue para pagar esa deuda al valor total, un movimiento inusual al comprar una empresa en apuros.

La compra, que cerró el día antes de que venciera la deuda de Fertinal con Azteca, resultó extremadamente costosa para Pemex. Una auditoría independiente realizada en marzo del 2017 encargada por el Ministerio de Finanzas de México —mismo que controla Pemex— descubrió que Fertinal tenía 15 millones de dólares en activos al momento de la compra. La propia auditoría del gobierno del 2017 concluyó que la planta de Fertinal requeriría de 315 millones de dólares en reparaciones y actualizaciones para cumplir con los estándares de seguridad, ambientales y operativos.

Salinas Pliego no solo se benefició del acuerdo de Fertinal en el lado de la deuda, sino que también pudo haberse beneficiado en el lado de la equidad, dadas las conexiones que muestran los documentos revisados por el Journal. Estos vinculan a Salinas Pliego, a través de una compleja red de sociedades de cartera registradas en refugios fiscales, con una empresa en Suecia conocida como NPK Holding AB, que poseía el 24.4 por ciento de Fertinal en el momento de la venta. Otra empresa vinculada a Salinas Pliego, Base Rock BVBA, con domicilio en Bélgica, poseía otro 4.5 por ciento de las acciones de Fertinal.

Los documentos sugieren que Salinas Pliego, un aliado clave del sector privado de López Obrador, quien fue elegido en una aplastante elección el año pasado con la promesa de erradicar la corrupción, pudo haberse beneficiado encubiertamente de la venta de Fertinal a un precio inflado.

No hay indicios de que López Obrador supiera de los vínculos de Salinas Pliego con las empresas que tenían acciones en Fertinal.