Aprueba Senado crear un Registro Nominal de Vacunación

Tendrá como objetivo evitar que se 'infle' la cobertura de vacunas y monitorear la correcta aplicación de los biológicos

Reforma
sábado, 07 septiembre 2019 | 07:04
|

Ciudad de México.- Con el fin de evitar que se "infle" la cobertura de vacunas y para monitorear la correcta aplicación de los biológicos, el Senado de la República aprobó crear un Registro Nominal de Vacunación.

Los legisladores reformaron los artículos 157 Bis 1 y 157 Bis 12 de la Ley General de Salud para otorgarle fuerza de ley a dicho instrumento, que dará seguimiento al esquema de vacunación de una persona desde el nacimiento y durante toda su vida.

Los cambios establecen también que el Estado deberá garantizar el abasto, la distribución oportuna y gratuita, así como la disponibilidad de los insumos necesarios para vacunación.

Este registro tendrá como objetivo evaluar el Programa de Vacunación Universal mediante indicadores básicos de desempeño, fidedignos y auditables.

De acuerdo con el dictamen, aunque la Secretaría de Salud (Ssa) ha señalado que existen instrumentos que prevén el control, monitoreo y registro de dicho programa, como la Cartilla Electrónica de Vacunación (CEV), a la fecha no se cuenta con información oficial confiable que sustente las cifras de vacunación ni permiten conocer el porcentaje efectivo de la población que ha sido inmunizada.

Incluso, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política Social (Coneval), expone, han señalado que las cifras oficiales que afirman que la cobertura de vacunación completa en menores de 5 años es de 90 por ciento no tienen sustento verificable.

Según datos de Unicef, ésta alcanzaría sólo el 34 por ciento.

A decir de Nancy Ramírez, directora de incidencia política de Save The Children, un registro de este tipo permite generar información precisa sobre cuántas vacunas se están aplicando, cuántos niños están en edad de ser vacunados, cuántas dosis se requieren y qué costo tienen.

Estos datos, indicó, ayudarían a rendir cuentas y a combatir la corrupción en el programa de vacunas.

"El sistema nominal nos va a permitir identificar cuántas personas requieren qué cantidad de vacunas y eso se puede comparar contra las compras que está haciendo el Gobierno. Eso ayuda a que no haya malas prácticas en lo que se está comprando".

También permitiría medir si los biológicos se aplican de forma oportuna e identificar dónde se encuentran los menores que no reciben vacunas.

Al seguir la vacunación de persona por persona, y no mediante encuestas ni por subsistema de salud, subrayó, se contaría con un registro unificado y con estadísticas certeras de las tasas de vacunación.

"Eso impacta en la mejora de la gestión del programa de vacunación porque te permite focalizar tus esfuerzos de política pública en poblaciones más vulnerables que no están recibiendo las vacunas".