PUBLICIDAD

Nacional

Aportarán aduanas poco a plan contra inflación

El acuerdo pretende agilizar el despacho aduanal, pero auguran efecto limitado porque está restringido a unos cuantos productos

Frida Andrade
Agencia Reforma

viernes, 06 mayo 2022 | 06:50

Agencia Reforma

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- La medida de reducir los tiempos y costos de despacho aduanal como parte del plan contra la inflación que presentó el Gobierno federal esta semana tendrá un efecto limitado, ya que enfrenta grandes retos logísticos y la facilidad está acotada a sólo unos cuantos productos, advierten participantes de comercio exterior.

"Están ofreciendo algo que suena un poco imposible, pero interesante de ver, dicen que se van a reducir los tiempos del despacho aduanero y esto sí es muy interesante porque si lo hicieran bien estaríamos moviéndonos a una aduana de primer mundo", refirió Balam Lammoglia, presidente del Centro Nacional para la Competitividad del Comercio Exterior (Cencomex).

PUBLICIDAD

Al hacer más ágiles las operaciones de comercio exterior se podría ahorrar en tiempos de ingreso y entregas, así como en el combustible que utilizan los camiones que se quedan en espera, agregó Lammoglia.

Sin embargo, la aceleración del despacho aduanal sería sólo para los insumos que ingresan al mercado mexicano, según se planteó, no para los que se envían al exterior, por lo que un beneficio para el ciclo completo debería implicar una aceleración del despacho de todos los productos, dijo Guillermo Mendoza, director de Riesgo y Análisis Político en Ansley Consultores Internacionales.

"Si esta medida se limita únicamente a los insumos básicos que están en la lista, el impacto es muy limitado", afirmó Mendoza.

Pero falta que la autoridad diga en qué consistirá ese beneficio, destacó Lammoglia.

También se propuso eliminar los aranceles a 21 de los 24 productos de la canasta básica para dejar libre su importación, entre ellos están el aceite de maíz, arroz, atún, carne de res, cerdo, pollo, huevo, papa, manzana, limón y leche, entre otros.

De igual forma, quedarán sin arancel las importaciones que se hagan de cinco insumos considerados como estratégicos para la elaboración de alimentos en México, es decir, la harina de maíz, harina de trigo, maíz blanco, sorgo y trigo.

Ambas medidas están consideradas como temporales por un periodo de seis meses.

Para Lammoglia estos esquemas podrían ser positivos si los intermediarios no abusan de ese beneficio y no suben precios pese al apoyo.

"La medida jurídicamente es ideal, obviamente tiene un costo fiscal porque el Gobierno está dejando de percibir impuestos, pero es un subsidio, por llamarlo de alguna manera, pero tendría que venir de la mano de una supervisión por parte de la Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor) y de las entidades federativas de que esos productos no se disparen en los precios, respecto de a cuánto lo importaron", detalló Lammoglia.

Mendoza consideró que los subsidios generarán presión para las finanzas públicas, ya que al ser una medida extraordinaria no estuvieron presupuestados en el proyecto de Egresos aprobado para este año.

Asimismo, se podrían ver desplazados los productos nacionales, pues enfrentarían competidores del exterior con precios más bajos.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search