Aplican nueva política para niños migrantes

La funcionaria federal reconoció que se han enfrentado a la falta de personal capacitado

Reforma
martes, 19 marzo 2019 | 17:09
Reforma

Ciudad de México— El Instituto Nacional de Migración (INM) ha frenado la deportación de 31 menores como parte de una nueva política migratoria para este sector, informó Isabel Velasco, Directora de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes Migrantes.
Durante la presentación del informe "La detención migratoria: Un análisis desde el modelo penitenciario y el gasto público" en San Lázaro, la funcionaria dijo que la Dirección de la es titular fue creada hace poco más de un mes con el objetivo de concretar ese viraje de la política migratoria.
No obstante, advirtió que se han topado con obstáculos para lograrlo, entre ellos, la escasez de personal, la no capacitación de éste y la falta de un marco legal adecuado.
Velasco mencionó que la nueva política migratoria para menores tiene como objetivo romper con la lógica de las deportaciones automáticas, evitar que sean detenidos en estaciones migratorias y garantizar el interés supremo de éstos, sobre todo de los no acompañados. 

"Esta nueva política pretende que no estén en estaciones migratorias, ya fue una indicación desde el mes de diciembre del comisionado, doctor Tonatiuh Guillén", dijo.
Desde finales del año pasado, añadió, los niños son alojados en albergues del DIF o de organizaciones civiles, mientras que en el caso de las familias que viajan con niñas, niños o adolescentes se buscan alternativas a las estaciones migratorias.
"Si bien las familias por el derecho a la reunificación familiar no podemos todavía retirarla de las estaciones, sí se les está dando prioridad para que busquen espacios de alojamiento que sean diferentes a las estaciones migratorias, esto por tener a los niños consigo", explicó.
Velasco comentó que también están pidiendo que sean las procuradurías de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes las encargadas de determinar el interés superior de la niñez, ya que el INM y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) no pueden ser juez y parte.
"Buscamos tener una agenda inclusiva, participativa y, sobre todo, que se tome en cuenta el interés superior de niñas, niños y adolescentes durante su procedimiento administrativo, esto es, no que el Instituto determine el interés superior, porque esto lo pondría como juez y parte; no que la Comar determine el interés superior sino que quien determine el interés superior debe ser una autoridad competente para ello, y que cuente con equipos multidisciplinarios como es la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes", insistió.
Estas instancias, sostuvo, deben determinar si los menores son sujetos de protección internacional, de una tarjeta humanitaria o de deportación a partir de la evaluación de las razones por las que dejaron sus países de origen.
Desde diciembre pasado, aseguró, han frenado el retorno de 31 menores que se encuentran en Coahuila debido a que son sometidos a este tipo de análisis.
La funcionaria federal reconoció que se han enfrentado a la falta de personal capacitado. Como ejemplo, dijo que en Chiapas la Procuraduría estatal de atención a la niñez cuenta con sólo dos personas.
Velasco demandó a los diputados impulsar modificaciones para eliminar del reglamento de la Ley de Migración que los menores deban estar en estaciones migratorias y que el INM y la Comar sean las instituciones responsables de determinar el interés superior.
"Necesitamos una armonización legislativa en donde ya se retire del reglamento de la Ley de Migración el tema de que los niños deban estar en estaciones migratorias, en el que quitemos del reglamento que el Instituto y la Comar van a determinar el interés superior, porque no son las instancias adecuadas para hacerlo", reiteró.