Nacional

Anuncian más aparato federal contra Covid-19

Plan de recuperación no incluye beneficios fiscales; fortalecerá programas sociales

Reforma

Reforma

lunes, 06 abril 2020 | 06:00

Ciudad de México— Frente a la crisis económica desatada por la epidemia del Covid-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador recetó más de lo mismo: subsidios sociales, invertir más dinero público en sus megaobras y prometer 2 millones de empleos en los próximos 9 meses.

El financiamiento será con 150 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización y 250 mil millones de pesos más de los fideicomisos que extinguió con un reciente decreto.

Después de la exigencia del sector privado de aplicar medidas que garanticen la liquidez de las empresas y la protección del empleo, el mandatario federal no anunció ningún beneficio fiscal sino el fortalecimiento de sus programas sociales.

En los próximos nueve meses, dijo, sus programas de bienestar alcanzarán a 22 millones de mexicanos, se entregarán 2.1 millones de créditos pequeñas empresas, formales e informarles, y se crearán 2 millones de empleos.

Desde el Patio de Honor de Palacio Nacional vacío y solo él con su discurso desde el atril, el mandatario informó que para financiar sus metas recurrirá al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, esto es, alrededor de 150 mil millones de pesos, así como a la desaparición de Fideicomisos, estimados en unos 250 mil millones de pesos. Ambos conceptos representan un 1.64% del Producto Interno Bruto (PIB).

Además, implementarán un plan de apoyos con recursos banca de desarrollo, se reducirán los gastos del Gobierno y se eliminarán los aguinaldos de altos mandos, a partir de las subdirecciones.

Sostuvo que se intensificarán las medidas de austeridad en viáticos, operación, compras y costos de obras, y que se incrementarán los fondos con los decomisos que se realicen al crimen organizado y de cuello blanco.

“Iniciará pronto la recuperación económica a partir de esta fórmula: aumentar la inversión pública destinada a la creación de empleos y a otorgar créditos a pequeñas empresas familiares y a quienes se buscan la vida como pueden día con día. No los vamos a dejar en el desamparo”.

“Para financiar este plan sin aumentar impuestos ni decretar gasolinazos, se recurrirá a utilizar los ahorros del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y los recursos que se mantenían guardados en fideicomisos. También nos apoyaremos en la banca de desarrollo, pero sobre todo se seguirá con la misma política de liberar recursos, porque continuará incluso con mayor rigor el plan de austeridad republicana”, planteó.

En el primero de los cuatro informes que pretende rendir este año, López Obrador anunció como medidas de apoyo a la economía mantener la construcción del aeropuerto en Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el corredor del Istmo.

También incluyó en la lista el no aumentar los impuestos ni del precio de los combustibles, entregar a tiempo las devoluciones por cobro de IVA y no incrementar la deuda pública.

Sin citar la fuente, el mandatario sostuvo que México es, después de la India, el país con menos infectados por coronavirus, 2 mil 143 hasta anoche; y el tercer país a nivel mundial con menos defunciones por número de habitantes, 94 según el último reporte.