Anuncia AMLO nuevo Instituto Nacional de Salud

El mandatario aseguró que la instancia será la responsable de ofrecer los servicios de salud a 60 millones de mexicanos

Reforma
martes, 09 abril 2019 | 12:31
Reforma

Ciudad de México— Para sustituir en definitiva al Seguro Popular, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este martes la creación del nuevo Instituto Nacional de Salud para el Bienestar.
Frente a representantes de la ONU, la OEA y la OPS, el mandatario aseguró que la nueva instancia será la responsable de ofrecer los servicios de salud a los 60 millones de mexicanos que carecen de seguridad social.
"Vamos a reestructurar todo el Sistema de Salud, vamos a crear un Instituto Nacional de Salud para el Bienestar que se va a ocupar de la atención de quienes no tienen posibilidades de contar con un seguro, para la población no asegurada", indicó durante un acto en Palacio Nacional.
Aunque no lo anunció durante el encuentro, al que asistió parte del Gabinete legal y ampliado, se perfila como titular del nuevo Instituto el tabasqueño Juan Antonio Ferrer, quien ya laboraba en el sector como Coordinador del Plan Nacional de Salud, en el sureste del País.
Fuentes de la Ssa informaron que aún se afinan los detalles de carácter jurídico para determinar si se tratará de un órgano desconcentrado o descentralizado.
Durante su discurso, López Obrador denunció que su Gobierno recibió un sistema de salud "en ruinas".
Tras acusar a las pasadas administraciones de esmerarse en destruir al sector, aseguró que la Secretaría de Salud quedó sólo como una dependencia normativa, mientras el IMSS y el Issste atienden a los asegurados y un endeble Seguro Popular al resto de la población.
"Se desintegró la Ssa, quedó sólo como una entidad normativa, maneja de manera directa ocho hospitales. Toda la infraestructura de salud, el primer nivel se pasó a los estados, lo mismo el manejo de los hospitales públicos", indicó.
"Ahora vamos a buscar integrarlo, vamos a federalizar el sistema de salud, sobre todo en lo que tiene que ver a la atención de la población no asegurada. Se creó algo que se llama Seguro Popular que, en la práctica, ni es seguro ni es popular. No hay médicos suficientes, es muy deficiente la atención, no tenemos médicos. Está muy mal el sistema de primer nivel".
Advirtió que su compromiso es concluir el sexenio con una cobertura de salud y medicamentos gratuitos, y reiteró que México no obedecerá la agenda impuesta desde los organismos internacionales.
"Por eso vamos a garantizar el derecho a la salud, sin hacer caso a la agenda que han impuesto desde el extranjero, me refiero a las llamadas reformas estructurales, a las recetas que han ordenado aplicar en nuestros países", refirió.
"Hablamos de una agenda propia donde ya no están las reformas energética, fiscal, educativa o a la seguridad social que, a final de cuentas, se reduce a privatizar. Ya no queremos esa agenda".