Nacional

Amaga crimen; quema Baby’O

La discoteca fue consumida en llamas la noche del pasado miércoles

Jesús Guerrero
Agencia Reforma

viernes, 01 octubre 2021 | 06:00

Francisco Robles/ Agencia Reforma | Paramédicos en la entrada de la discoteca

Acapulco, Guerrero— Emblema de la fiesta nocturna en Acapulco y punto de atracción turístico, la discoteca Baby’O fue consumida en llamas la noche del pasado miércoles.

Conforme la versión de los propietarios, un grupo armado ingresó al lugar, sometió al vigilante, roció gasolina y prendió fuego al lugar que se encontraba cerrado desde hace 18 meses debido a la pandemia de Covid-19.

La discoteca fundada por los empresarios Rafael Villafaña y Eduardo Césarman hace 45 años era centro de reunión de artistas, empresarios, deportistas, nacionales e internacionales, pretendía reanudar actividad en noviembre, cuando Guerrero estuviera en semáforo verde.

Baby ‘O se fundó en 1976. Pasaron por ahí políticos como Enrique Peña Nieto, Alfredo del Mazo Maza y Jorge Emilio González. Artistas como Tony Curtis, Bono, Rod Stewart, Donna Summer, Julio Iglesias y Elizabeth Taylor, y desde luego Luis Miguel que siempre ha considerado ese lugar como uno de sus favoritos en el puerto.

También hizo a Baby’O como su lugar de diversión Édgar Valdés, “La Barbie”, narcotraficante ya detenido que controló para el crimen por años la plaza de Acapulco en una de las peores épocas de violencia porteña.

El ataque al antro se registró apenas horas antes de que asumiera el cargo la nueva presidenta Municipal de la ciudad costera, la morenista Abelina López Rodríguez, quien tomó posesión ayer en un evento en el que no hizo referencia al incendio en la discoteca.

No fue el único amago de un grupo criminal en Guerrero. También el miércoles, los cuerpos de cuatro hombres torturados y ejecutados fueron dejados en un automóvil frente a la casa de gestoría del alcalde electo, David Gama Pérez, quien se reeligió y asumió ayer en un evento al que asistió el Gobernador Héctor Astudillo y en el que fueron desplegados decenas de elementos del Ejército y Guardia Nacional.

En Acapulco, el dueño del Baby’O, Eduardo Césarman, declaró que nunca habían tenido un problema reciente ni pasado. “El Acapulco que conocemos es amigable, no es un Acapulco donde haya crimen”, dijo a Radio Fórmula.

Césarman confirmó que tenían un seguro contra incendios, pero no contra incendios provocados por vandalismo.

El centro de diversión está ubicado en la avenida Costera Miguel Alemán, en el Fraccionamiento de Costa Azul, una zona comercial que ha cobrado mayor relevancia en los últimos años.

Versiones extraoficiales indican que el amago criminal al incendiar la emblemática discoteca tiene que ver con el control de dicha zona comercial.

close
search