Alertan por mando de Guardia ante Bachelet

La expresidenta chilena atestiguó también, en el curso de una sesión especial

Reforma
lunes, 08 abril 2019 | 22:47
Reforma

Ciudad de México— La Oposición en el Senado de la República advirtió ante la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que el mando de la Guardia Nacional debe ser civil.
La expresidenta chilena atestiguó también, en el curso de una sesión especial, el desacuerdo que prevalece por el cambio de modelo en las estancias infantiles, habilitado por el Presidente de la República.
Por el PRI, la senadora Beatriz Paredes Rangel señaló que en México "se presentan situaciones graves, incluso trágicas y aberrantes, que no pueden llevar a nadie a sentirse satisfecho de la situación en su totalidad".
La exgobernadora tlaxcalteca subrayó la necesidad de "estar alertas. De ahí la insistencia de este cuerpo colegiado, para que la Guardia Nacional mexicana sea una institución de carácter civil, con la coadyuvancia de las instituciones castrenses, es cierto, pero sin sustituir la jerarquía del mando civil, ni desnaturalizar al Ejército y a la Armada, convirtiéndolos en instituciones policiales o de persecución.
"Confiamos en que la colaboración respetuosa del sistema de Naciones Unidas, a través de usted, incidirá en que el surgimiento de esta nueva institución, la Guardia Nacional, que puede ser vital en el combate a la delincuencia, se dé adoptando los parámetros y límites de una corporación eficaz, observadora y vigilante de los derechos humanos. Esperamos que efectivamente en los nombramientos se cumpla con la ley", abundó.
En el mismo tono, la panista Kenia López dijo a Bachelet que esperaba que su presencia en México fuese honrada por el Gobierno mexicano "con el respeto a nuestra Constitución y a las observaciones de la ONU. Preocupa la tentación de nombrar un mando militar para la Guardia Nacional. Los senadores aquí presentes aprobamos una institución policial de carácter civil. La Guardia Nacional debe tener un mando directo civil".
El PAN también cuestionó el cambio operado por el Gobierno en las estancias infantiles.
"Más de nueve mil estancias infantiles que atienden a cerca de 330 mil niños se encuentran en peligro. Se han presentado más de cuatro mil amparos y a la

fecha se han otorgado suspensiones definitivas favorables, que en su mayoría no han sido acatadas", sostuvo Josefina Vázquez Mota.
"Puedo decirle que miles de familias la están pasando muy mal en sus casas. Por eso su presencia en nuestro país es una ventana de esperanza y pedimos que su voz se sume a la de miles de niños".
La morenista Nestora Salgado advirtió que México "vive un contexto con violencia e impunidad que prevalece en todo el territorio nacional. Las cifran han demostrado que nuestro país atraviesa por una grave crisis de derechos humanos, caracterizada por una situación extrema de inseguridad y violencia, graves violaciones y una atención inadecuada e insuficiente a las víctimas y familiares".