Nacional

Al menos 70 muertos en México por beber alcohol contaminado

Algunos gobiernos locales y estatales han prohibido la venta de alcohol para disuadir reuniones y fiestas, lo que ha generado la compra ilegal

The New York Times

The New York Times

jueves, 14 mayo 2020 | 10:22

Ciudad de México.- Al menos 70 personas han muerto en todo México desde finales de abril después de beber alcohol contaminado, incluidos 20 residentes de un pueblo rural de la montaña, en el estado central de Puebla, que consumieron un alcohol ilegal barato y popular.

Las autoridades mexicanas dijeron que la ola de muertes, que se produce cuando la nación lucha contra la pandemia de coronavirus, que podría estar relacionada con la imposición de leyes secas y otras medidas destinadas a combatir la propagación del virus.

A medida que el brote ha empeorado en México, algunos gobiernos locales y estatales han prohibido la venta de alcohol para disuadir a las personas de reunirse en grupos o hacer fiestas, actividades que podrían propagar aún más el virus.

Además, el gobierno federal ha declarado a las cervecerías como negocios no esenciales, obligándolas a cerrar y provocando una escasez generalizada de cerveza.

Según las autoridades, estas restricciones pueden haber llevado a más personas de lo habitual a comprar alcohol en el mercado negro.

Estados Unidos ha advertido a los viajeros que se dirigen a México que estén alertas ante la posibilidad de, inadvertidamente, consumir alcohol ilegal. "Ha habido informes de personas que se enferman o se desmayan después de consumir alcohol no regulado", dice el aviso.

35 muertes fueron reportadas esta semana en Puebla y en el estado adyacente de Morelos, que estaban relacionadas con el consumo de alcohol contaminado, según las autoridades.

Al menos 28 personas murieron en el estado occidental de Jalisco después de beber un alcohol de caña conocido como "El Chorrito", dijeron funcionarios allí, ya que el producto estaba contaminado con metanol.

Otras siete personas murieron en los últimos días en el estado de Yucatán, en el Golfo de México, después de consumir alcohol adulterado, según los medios locales.