Al alza multiejecuciones en el país

Durante agosto, septiembre y octubre de este año se registraron 663 víctimas en 149 ataques

Reforma
martes, 19 noviembre 2019 | 09:23

Ciudad de México— Las multiejecuciones van en aumento en el país.

De acuerdo con el Ejecutómetro de Grupo Reforma, durante agosto, septiembre y octubre de este año se registraron 663 víctimas en 149 ataques, un promedio de 4.4 muertes en cada caso.

Mientras que en los tres meses previos -mayo, junio y julio- la cifra fue de 145 casos con 602 víctimas.

Una multiejecución es el asesinato al estilo del crimen organizado de tres o más personas en un mismo hecho.

El mes con el mayor número de casos y de víctimas es agosto cuando se registraron 263 personas ultimadas en 56 hechos violentos.

Entre los casos más graves está el hallazgo de 30 cuerpos de una finca en la colonia El Campanario, Zapopan, Jalisco, el 12 de mayo.

En ese mismo mes, un total de 15 cuerpos fueron recuperados de dos fosas clandestinas en el municipio de Xalisco, Nayarit, mientras que en Manzanillo, Colima, fueron localizados 10 cuerpos.

En lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, México ha registrado, en promedio, un multihomicidio de nueve o más personas cada mes.

De diciembre de 2018 a octubre de este año, 226 personas fueron víctimas de este tipo de crímenes en Tamaulipas, Guerrero, Guanajuato, Jalisco, Veracruz, Coahuila y Michoacán.

La tendencia indica que un promedio de 20 personas son halladas baleadas, con huellas de tortura y calcinadas cada mes. Sólo diciembre, febrero y julio no sumaron ningún muerto a este registro.

Otro de los casos destacados están el de enero pasado, cuando en el rancho Refugio Hinojosa hallaron 24 cuerpos, presuntamente de sicarios, y automóviles incendiados en el municipio de Miguel Alemán, Tamaulipas.

En marzo, hombres armados asesinaron a 15 personas en el centro nocturno "Las Playas", en Salamanca, Guanajuato,

Un mes después, un bebé y 13 adultos murieron tras los balazos de un comando al interior de una fiesta familiar que se celebraba en una palapa de Minatitlán, Veracruz.

En mayo, lo que se reportó como un enfrentamiento entre grupos rivales dejó un saldo de 10 muertos en el municipio de Uruapan, Michoacán.

El siguiente caso ocurrió en junio, cuando al menos 12 cadáveres fueron localizados dentro de bolsas en Tlaquepaque, Jalisco.

De acuerdo con autoridades, los restos estaban mutilados y su antigüedad de muerte variaba, pues algunos sólo eran fragmentos óseos.

Agosto fue el más violento, con asesinatos registrados en dos casos de Michoacán y Veracruz.

El primero, registrado el 8 de agosto, fue catalogado oficialmente como una pugna entre dos bandas criminales que dejó un saldo de 19 muertos en Uruapan.

El siguiente, el 19 de agosto, fue el asesinato de 28 personas tras la balacera y un incendio provocado al bar "El Caballo Blanco", en Coatzacoalcos.

En septiembre, Jalisco fue nuevamente escenario del crimen con el hallazgo de 10 cadáveres mutilados y repartidos dentro de 17 bolsas en una finca de Tlajomulco de Zúñiga.

En octubre se registró en un lapso de 10 días la muerte de 13 policías estatales tras una emboscada en Aguililla, Michoacán; 14 civiles y un militar muertos en enfrentamiento en Iguala, Guerrero, y nueve muertos por presunta balacera entre sicarios en Zitlala.

En lo que va del sexenio se han registrado al menos 17 casos de multiejecuciones con nueve o más víctimas en el país.