Afirman que ‘transparencia no es revelar fuentes’

El presidente Obrador pidió que Reforma revelara quién le dio la carta que él envío al Rey de España, Felipe VI

Reforma
jueves, 11 abril 2019 | 06:00
Reforma

Ciudad de México‑ La obligación de transparentar la información que genera y que existe en sus archivos corresponde al poder público y no es aplicable a los particulares y mucho menos a los medios de información, dijo María Marván, excomisionada del otrora Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI).

“La Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública no tiene, absolutamente, nada que ver con la información que manejan los periódicos y la revelación de fuentes”, expresó.

En su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que Reforma revelara quién le dio la carta que él envío al rey de España, Felipe VI, en la que le solicita se disculpe por la conquista, ocurrida hace 500 años en territorio mesoamericano.

“Estoy esperando, nada más, que se vayan serenando los ánimos y voy a dar a conocer los textos para que se conozca bien, porque sólo hubo una filtración, que hizo el periódico Reforma, que no sé dónde obtuvo el borrador de ese texto.

“Sería bueno que, en aras de la transparencia, porque todos estamos obligados, la vida pública tiene que ser cada vez más pública. Es un buen debate esto. Entonces, ¿la transparencia nada más es, la obligación de transparencia nada más es del Gobierno o todos? Y, en particular, los medios”, dijo.

Marván, quien fue nueve años comisionada y en cuatro de ellos fungió como presidente del Instituto, dijo que la obligación que tienen los entes gubernamentales de transparentar su actuar es porque reciben recursos públicos.

“Una cosa es un medio de opinión pública, un medio de comunicación y otra cosa es un ente gubernamental u organismo de Estado que vive de recursos públicos y que rinde cuentas por recibir recursos públicos”, enfatizó.

Por su parte, Marco Fernández, académico del Tecnológico de Monterrey, consideró que contrasta el interés que el presidente tiene porque un medio crítico revele sus fuentes con la falta de empeño para garantizar la libertad de prensa en el país.

“No veo la misma energía en asignaciones presupuestales, profesionalización del personal del Estado encargado de investigar las muertes de los periodistas en nuestro país, las cuales continúan lamentablemente y hace de México uno de los países menos seguros para el periodismo”, expresó.