Advierten retroceso educativo

Si prospera propuesta de AMLO de regresar a ley educativa previa a reforma de EPN habría grave retroceso, alertan expertos y legisladores

Reforma
martes, 09 abril 2019 | 06:29
Reforma

Ciudad de México— Académicos, especialistas en educación y legisladores advirtieron ayer que si prospera la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de regresar a la ley educativa previa a la reforma que realizó el Gobierno de Enrique Peña habría un grave retroceso.

El mandatario aseguró que, de no llegar a un acuerdo con los maestros de la CNTE, estaría dispuesto a retirar su proyecto de reforma educativa y abrogar la ley aprobada en el Gobierno de Peña para dejar las cosas como funcionaban antes de 2013.

"Si se llega por el camino del diálogo a un acuerdo, extraordinario, si no, voy a proponer la cancelación", planteó, al ser cuestionado sobre las críticas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y de la exlideresa Elba Esther Gordillo a su proyecto.

"Voy a cuidar bien de cómo estaba la política educativa antes de la reforma que llevaron a cabo, la mal llamada reforma educativa, y voy a dejar las cosas como estaban", asentó.

En opinión de especialistas, si el Mandatario cumple su palabra devolvería a la CNTE el control de la venta y la herencia de plazas, y promovería una regresión en conceptos como el derecho de los niños a aprender y de los maestros a una formación continúa.

"Esto contradice la promesa del propio presidente, que dijo que no habría venta ni herencia de plazas pues, precisamente, la legislación que prevalecía hace seis años fue la que permitió la venta y herencia de plazas", señaló Marco Fernández, de México Evalúa.

En el mismo sentido, opinó Rodolfo de la Torre, del Centro de Estudios Espinosa Yglesias: "Sería una mala decisión regresar a la situación que se daba antes de 2013 y la razón es que existía esa venta de plazas o de heredarse o traficarse y no darlas a quienes más méritos tenían", dijo.



Jennifer O´Donoghue, de Mexicanos Primero, expresó que la reforma educativa no sólo impulsa que los mejores perfiles de los docentes estén frente a grupo, sino también reconoce derechos laborales de los docentes y el derecho de los niños a aprender.

Los coordinadores del PAN, PRI y MC, en la Cámara de Diputados, pidieron al Presidente no mirar al pasado y optar por un dictamen que ya responde a las demandas de la CNTE, de eliminar el aspecto punitivo de las evaluaciones docentes.

Los líderes del magisterio disidente a su vez solicitaron una reunión con el Mandatario para plantearle sus demandas.

"Es necesario que López Obrador se siente en la mesa. Hemos visto que ha instruido a la SEP y a varios funcionarios para atender el tema, pero no han sido capaces de poder construir el acuerdo", manifestó Wilbert Santiago, vocero de la Sección 22.