Nacional

Advierten fallas en justicia penal

Incremento de la prisión preventiva impacta en la saturación de los penales, alerta especialista

Tomada de Internet

Antonio Baranda
Agencia Reforma

domingo, 13 diciembre 2020 | 06:56

Ciudad de México.- Con la ampliación del catálogo de delitos graves y el consecuente aumento de reos sin sentencia, se perdió la esencia del nuevo sistema de justicia penal, consideró la ex funcionaria y especialista en Derecho, María de los Ángeles Fromow.

"Se perdió esa esencia de lo que era el sistema penal acusatorio, del principio de presunción de inocencia. Todos los estudios consideran que esta es una sanción anticipada. De alguna manera se estableció por las presiones que existían a nivel estatal y federal", señaló. 

"Se quiso, normativa y constitucionalmente, establecer una situación para garantizar la permanencia de los probables responsables de un delito (en prisión) ante la incapacidad de los ministerios públicos de argumentación ante los jueces, con elementos esenciales".

En entrevista, Fromow alertó que el incremento de la prisión preventiva también impacta en la saturación de los penales, sobre todo los estatales, por lo que estimó necesario evaluar el impacto de las reglas en la materia.

"Es importante evaluar qué tanto realmente las medidas de prisión preventiva, al amparo de las nuevas reglas constitucionales, están siendo efectivas, qué tipo de personas están ingresando a prisión y cómo se está controlando", comentó.

La ex titular del desaparecido órgano federal de implementación del sistema acusatorio consideró que la inclusión de ciertos delitos que ameritan prisión preventiva se deberían entender como una medida temporal susceptible de modificarse.

"Sí hay una serie de cosas que no se están midiendo y que sería muy importante, porque en estricto sentido si entendemos la reforma realizada respecto de la prisión preventiva de estos nuevos delitos, se debería entender como una medida temporal a evaluarse", dijo.

"Esto, para estarlo monitoreando e irlo ajustando como una política pública criminal, lo cual hasta hoy no conocemos que eso se esté llevando. Hoy la reforma está ahí, se está aplicando, y lo que debemos hacer es evaluarla".

Con base en elementos técnicos y valorativos de las mejores prácticas nacionales e internacionales, abundó la experta, se tendría que determinar si dichas medidas están cumpliendo sus objetivos.

"O si se requiere, de alguna manera, ya con elementos técnicos, llevar a cabo una contrarreforma para delimitar efectivamente a qué delitos o bajo qué circunstancias sí podría ser valioso tener la determinación de una prisión preventiva oficiosa", agregó.

"Pero desafortunadamente no hay hoy elementos técnicos que permitan a los especialistas dar a los legisladores argumentos suficientes para esa valoración, y eso es lo que hoy estamos viendo, para que de alguna forma se puedan fortalecer estos elementos valorativos".

La también ex titular de la Fepade advirtió que parte del problema es que las fiscalías aún no tienen Unidades de Supervisión de Medidas Cautelares fortalecidas y acarrean pendientes en materia de capacitación.

Tampoco cuentan, dijo la abogada, con áreas verdaderamente especializadas para elaborar los perfiles de riesgo de los probables responsables, mismos que se entregan al juez de control para la valoración de las medidas cautelares.

"Uno de los argumentos por los que nació el sistema acusatorio y que se endureció con esta reforma, que deberíamos valorar para ver si efectivamente estamos en el rumbo correcto, o sí tenemos que hacer esa contrarreforma para efectos de volver a garantizar un sistema con presunción de inocencia".