Nacional

Advierte AI de riesgos en personal de limpieza del Issste

La organización afirma que no cuentan con equipo de protección para laborar en áreas donde se encuentran personas con Covid-19

Reforma

César Martínez / Reforma

martes, 19 mayo 2020 | 10:40

Ciudad de México— El personal de limpieza que trabaja en hospitales del Issste no cuentan con equipo de protección para laborar en áreas donde se encuentran personas con Covid-19, advirtió Amnistía Internacional (AI).

La organización con presencia mundial presentó un informe sobre el personal sanitario en América.

Para México, AI narró el caso de Alejandro, un empleado de 70 años en una empresa privada de limpieza, que ganaba poco más que el equivalente a cinco dólares por día al trabajar en un hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) en la Ciudad de México.

Según el informe, Alejandro indicó que pidió limpiar sólo áreas administrativas, a lo que la empresa privada accedió pero a cambio le redujeron el salario en aproximadamente 16 por ciento.

"Amnistía Internacional ha recibido información de diversas fuentes, incluidos personal del ISSSTE e informes a disposición pública, que coinciden con el testimonio de don Alejandro, según el cual el personal de limpieza contratado por su empresa privada no recibe mascarillas y equipo de protección individual adecuado", reclamó la organización.

"El Gobierno mexicano tiene la obligación de regular adecuadamente el trato impartido por las empresas privadas a su personal y realizar una evaluación previa de las políticas de derechos humanos de las empresas a las que contrata mediante procesos de licitación pública".

Recordó que incumplir esta obligación puede constituir una violación de las obligaciones del Gobierno contraídas en tratados, así como una vulneración de los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos.

En otro apartado del informe, Amnistía Internacional destacó la labor del Presidente Andrés Manuel López Obrador y de la Secretaría de Salud para reivindicar la labor de médicos y enfermeras.

"Tan sólo unos días después de que empezaran a notificarse agresiones físicas contra personal sanitario en todo el País, el Gobierno mexicano actuó rápidamente para invitar a una destacada enfermera pública a compartir su historia y la de cientos de personas trabajadoras más, dándole una voz clave en las conferencias de prensa presidenciales", señaló.

"La petición de respeto realizada por esta enfermera vino seguida de una serie de comunicaciones del Gobierno mexicano destinadas a lograr apoyo público y reducir la incidencia de los ataques y la estigmatización contra personas trabajadoras de la salud".