Acusan exautodefensas traición de mando

Pobladores que llevan cinco años tras las rejas acusaron que fueron traicionados por el excomisionado Alfredo Castillo en Michoacán

Reforma
sábado, 09 febrero 2019 | 16:54

Ciudad de México— Cumplieron cinco años tras las rejas tres hermanos de Coahuayana -ex autodefensas de Michoacán- que realizaron patrullajes junto con la Policía Federal y el Ejército para cazar a los Caballeros Templarios.
Sus capturas ocurrieron dentro un plan instrumentado por el excomisionado federal, Alfredo Castillo, para reducir la violencia en el Estado.
Tres días antes de que Castillo anunciara la creación de una Policía Rural el 10 de febrero de 2014, formada por ex integrantes de los autodefensas, los hermanos Basilio, Francisco y Hugo fueron detenidos en distintos operativos y acusados por delincuencia organizada, portación de armas y drogas.
"Fuimos llevados a la PGR después de que colaboramos con la estrategia de Alfredo Castillo y el ex Presidente Enrique Peña Nieto. Nosotros les dijimos dónde estaban los líderes templarios (...) nos traicionaron, nos sembraron armas y drogas", dijo Francisco a REFORMA desde el penal de Colima.
Francisco, líder de las autodefensas, preparaba una botana en su casa para los federales cuando fue llamado por los uniformados para que "reconociera un templario". Pero, contrario a eso, fue detenido por los mismos agentes con quienes había realizado "operaciones" en Michoacán.
Basilio fue sacado de una tienda de abarrotes, donde trabajaba, los federales le robaron dinero, mientras que a Hugo lo capturaron en un retén de las autodefensas, junto a militares.
Los dos primeros están presos en el penal federal de Colima y el último en el Altiplano.
En los casos, sus abogados demostraron que las armas habían sido registradas ante la Sedena, que la droga había sido sembrada y que la delincuencia organizada fue basada en el surgimiento de las autodefensas.
En el expediente 48/2014-III Bulmaro Peña Gálvez, perito en dactiloscopía, informó al Juez Quinto de Distrito de Michoacán, en el caso de Francisco y Basilio, que las armas entregadas por la Policía Federal al Ministerio Público Federal no poseían huellas dactilares de los acusados y ni fueron manipuladas como afirmó la acusación.
El expediente CNDH/2/2014/1860/Q, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos informó el 27 de abril de 2015 que existían elementos de prueba que afirman que la detención de los hermanos se dio en circunstancias distintas a las señaladas por la Policía Federal.
El oficio fue enviado a Juan Manuel Herrera Campos. No obstante, no fue tomado en cuenta para el caso de los afectados.
Los hermanos fueron supuestamente incluidos en la lista que realizó la senadora Nestora Salgado para revisar la situación de presos políticos en el País.
"Pero, no sabemos nada. El señor José Manuel Mireles quedó de entregar al Senado la lista con los presos políticos a la senadora Nestora Salgado, entre ellos mis hermanos, pero no lo hizo, nos mintió que lo había hecho, no sabemos a quién recurrir para que se atienda esta injusticia que ya cumplió cinco años", dijo Elizabeth Valdovinos, hermana de los ex autodefensas.