Acusan embajadores deportación masiva

Los representantes de El Salvador y Honduras advirtieron una política migratoria mexicana más restrictiva para los centroamericanos

Reforma
viernes, 05 abril 2019 | 06:25
Reforma

Ciudad de México— El Gobierno de México retomó desde febrero la política migratoria restrictiva que imperaba hacia los centroamericanos, acusaron los embajadores de Honduras y El Salvador.
"Son operativos muy intensos del Instituto Nacional de Migración asegurando a una cantidad muy importante de personas de Centroamérica, particularmente hondureños", señaló Alden Rivera, embajador de ese país en México.
En entrevista con Reforma, dijo que los operativos contra centroamericanos que no tienen documentos iniciaron desde el 28 de enero, luego de que el INM suspendió la entrega de tarjetas de visitantes por razones humanitarias.
"Retornamos a lo que observamos en años anteriores: asegurar a los centroamericanos, conducirlos a estaciones migratorias y retornarlos a sus países de origen", afirmó.
La Embajada de Honduras estima que el Gobierno mexicano regresa 300 hondureños al día desde las dos últimas semanas.
"En este momento todas las estaciones migratorias en México están totalmente llenas. Se están haciendo retornos masivos de personas a los países centroamericanos", alertó.
El embajador de El Salvador, Carlos Enrique Cáceres, confirmó que se trata de una política más restrictiva y preocupante porque son personas que llegan a las ciudades fronterizas mexicanas y nadie vela por ellas.
"Hemos notado nosotros que ya no les dan la tarjeta a todos, tienen ya una política más restrictiva", dijo en entrevista.
Manifestó su preocupación por la política que adoptó México al aceptar que Estados Unidos devuelva a migrantes centroamericanos que solicitaron asilo a ese país mientras se resuelve su proceso.
"Le hemos pedido a las autoridades mexicanas que por favor no dejen que nadie salga de Estados Unidos sin que los consulados salvadoreños los reciban aquí en México para saber quiénes son, si no han sido violados sus derechos y darles seguimiento y protección".
En los últimos días, el presidente Donald Trump ha reclamado a México por su supuesta inacción para detener el flujo de migrantes que cruzan hacia Estados Unidos y amagó con cerrar la frontera.
El canciller Marcelo Ebrard aseguró el martes que, ante las presiones de Trump, el Gobierno mexicano no cambiaría su política migratoria que privilegia un flujo regular y la protección a los derechos humanos.


Suspenso
Los Embajadores afirmaron que el proceso para elaborar el Plan de Desarrollo Integral de México y Centroamérica se encuentra en suspenso desde el 31 de enero.
"Eso está en suspenso desde el 31 de enero. No hemos tenido ninguna noticia, dicen que lo van a reactivar", apuntó el Embajador Carlos Enrique Cáceres.
De acuerdo con los diplomáticos, el 31 de enero se llevó a cabo una reunión en la Ciudad de México donde estuvieron los cancilleres de Guatemala, Honduras y El Salvador para hablar del tema y desde entonces el plan está en pausa.