Nacional

Acusa Madero al Gobierno de hacer concesiones por T-MEC

Obligan al Gobierno a ceder en temas que no estaban ya a discusión y en los que la negociación ya estaba cerrada, dijo el senador chihuahuense

Reforma

Reforma

lunes, 09 diciembre 2019 | 12:45

Ciudad de México— El Gobierno se vio forzado a hacer concesiones para apurar la decisión sobre el T-MEC en Estados Unidos, en aras de tener buenas noticias en materia económica, afirmó el senador panista Gustavo Madero.

"Estados Unidos ya le tomó la medida al Gobierno que reconoce que le urge tener una bocanada de confianza que le daría la firma del T-MEC y se le imponen nuevas condiciones y las acepta, aunque haya una negociación con líneas rojas que se dice que no se van a cruzar", advirtió el político chihuahuense.

Madero comentó que la Comisión de Economía fue desplazada del seguimiento que hace el Senado de las negociaciones relacionadas con el T-MEC.

"Estamos ante la necesidad imperiosa de este Gobierno de tener buenas noticias en materia económica: lo obligan a ceder en temas que no estaban ya a discusión y en los que la negociación ya estaba cerrada", dijo.

"Sin embargo, se impusieron temas nuevos adicionales con base en la desconfianza y con base en los términos de la relación asimétrica con las cuales Estados Unidos sigue imponiendo condiciones a su favor".

A juicio del legislador, se trata de una mala noticia desde el punto de vista de reconocer lo postrado que estamos ante Estados Unidos, pero una buena noticia para la economía del saber que este tema se puede destrabar.

Según Madero, el Senado ya es una caja de resonancia del Gobierno federal, ya no tiene capacidad de ser un contrapeso sino simplemente es una línea de transmisión.

"La Comisión de Economía era parte de las comisiones que estaban involucradas y ya nos sacaron para que no exista esa disidencia o voz crítica. Lo que están esperando es que se inicie el proceso de aprobación en Estados Unidos y ya con eso es suficiente para asumir que se va a aprobar", consideró.

La víspera, el Senado y la Cancillería acordaron estrechar lazos para evitar imposiciones de los negociadores estadounidenses.