Nacional

Acepta AMLO que proyecto tiene resistencias y rezagos

López Obrador reconoció que la puesta en marcha de los programas prioritarios enfrenta problemas

Reforma

Reforma

domingo, 07 julio 2019 | 11:59

Ciudad de México— El presidente Andrés Manuel López reconoció este domingo que el proyecto impulsado por su Gobierno enfrenta resistencias, pero también rezagos.

"A veces rechina la apretada, pero ahí vamos", expresó en un acto luego de realizar un recorrido en un hospital rural en San Felipe Ecatepec, Chiapas.

El mandatario se lanzó contra los expresidentes y atribuyó su molestia a la eliminación de las pensiones millonarias que les eran entregadas.

"Por eso andan algunos ahí un poco molestos, pero ya se van a ir acostumbrando", dijo.

López Obrador reconoció que la puesta en marcha de los programas prioritarios enfrenta problemas, pero aseguró que es natural porque aún se trabaja en los censos.

"Por eso se están demorando los de las becas para primaria, secundaria, preescolar, porque se están realizando los censos para que le llegue el apoyo directo a la gente", aseveró.

También aceptó que, a pesar de que el Gobierno ya lanzó la campaña para prevenir la adicción a las drogas, no cuentan con infraestructura para atender a los jóvenes.

"Debemos de tener esta infraestructura que ahora no tenemos", expresó.

En el tercer día de trabajos de la primera gira dedicada a visitar hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el presidente anunció cuatro compromisos para mejorar el sector salud.

Tras denunciar que en Gobiernos anteriores "se robaban el dinero de las medicinas", señaló que el reto es garantizar abasto de medicamentos, con el 100 por ciento de las claves en todas las unidades médicas y hospitales, y no sólo el cuadro básico.

También reconoció que es necesario contar con el personal suficiente y entregar estímulos a quienes se desplacen a las comunidades más alejadas para brindar los servicios de salud.

Sostuvo que uno de los objetivos es mejorar la infraestructura de los hospitales y unidades, lo que puede  implicar inversión para  remodelaciones y ampliaciones.

Además reiteró que su Gobierno pretende regularizar la situación laboral del personal del Sector Salud, por lo que trabajará en la basificación de los empleados.

En su intervención, el director del IMSS, Zoé Robledo, denunció que los hospitales rurales estuvieron, durante muchos años, en completo abandono.

Robledo consideró que es momento de revalorizar cosas que se habían menospreciado en el pasado, como el trabajo de los médicos en las comunidades más pobres y los conocimientos ancestrales de los pueblos indígenas.

El funcionario aseguró que la meta de esta Administración es lograr que un niño que nace en San Pedro Garza García, Nuevo León, tenga las mismas oportunidades que uno que nace en Chiapas.

"Que pese más su código genético y no su código postal", expresó.

"Muchas veces la salud de Chiapas ha estado en riesgo, pero muchas veces hemos demostrado que somos mucho pueblo para la derrota y el Seguro Social también lo es".

Aunque pronunció un discurso lleno de halagos, Manuel de Jesús Santaella Sibaja, director del Hospital de San Felipe Ecatepec, reconoció que en esas instalaciones tienen carencias.

"Sería faltar a la verdad decir que todo está al 100 por ciento ya sabemos que no, usted lo sabe también", sostuvo.

"Las normas de construcción y las leyes de salud nos han rebasado y hay puntos que no podemos cumplir".

Durante la intervención del Gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, en la que aseguró que en el estado trabajan siguiendo el  ejemplo del Presidente, se escucharon gritos de protesta.