Acata sólo 16% orden de abrir declaración

López Obrador dijo que todos sus colaboradores estaban obligados a hacer públicos sus bienes patrimoniales

Agencia Reforma
miércoles, 10 julio 2019 | 06:00
|

Ciudad de México— Sólo 16 de cada 100 funcionarios del Gobierno federal acataron la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador de hacer pública su declaración patrimonial y de intereses, de acuerdo con información de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Del 29 de enero al 8 de julio de este año, precisó la dependencia, se presentaron 435 mil 103 declaraciones y en sólo 70 mil 125 de ellas, que representan el 16.1 por ciento, los servidores públicos aceptaron hacer públicos sus bienes.

Respecto del apartado de conflicto de intereses, añadió la SFP al dar respuesta a una solicitud de información, en 204 mil 976 declaraciones, equivalentes al 47.1 por ciento del total, los funcionarios aceptaron que fuera público.

El 29 de enero, en su conferencia matutina, López Obrador dijo que todos sus colaboradores estaban obligados a hacer públicos sus bienes patrimoniales.

“El que no presente su declaración de bienes no puede trabajar en el Gobierno (...) no sólo presentarla formalmente, sino hacerlo público. El que no haga público, no puede trabajar en el Gobierno”, advirtió.

De acuerdo con los formatos vigentes para la presentación de la declaración patrimonial y de intereses queda a potestad del declarante aceptar si hace público o no su patrimonio.

El patrimonio que es publicado en caso de aceptar son los ingresos netos, los correspondientes a los recibidos por actividad industrial y/o comercial, financiera y otros, así como el monto total de los ingresos.

El valor en bienes inmuebles, bienes muebles, vehículos; el saldo en inversiones, cuentas bancarias y otro tipo de valores; en el caso de los adeudos el monto original, saldo y monto de los pagos realizados.

Esta tarde está previsto que el Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción discuta los nuevos formatos de las declaraciones patrimoniales y de intereses, en los cuales ya no quedará a potestad del declarante hacer público su listado de bienes sino que será público de manera obligatoria.