‘Sabía Deschamps de robo de combustible’

Hurto se da de adentro hacia fuera, acusan

Agencia Reforma
lunes, 04 febrero 2019 | 06:00

Ciudad de México— Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero, conoce el entramado del robo de combustible a Pemex desde refinerías, terminales de reparto, plataformas y ductos, acusó Mario Rubicel Ross García, exdirigente del gremio en Tabasco que aspira a suplir en el cargo al exsenador del PRI.

“Romero sabe de las maniobras para robar combustible, en Petroquímica, en Pemex Refinería... del huachicoleo, de los contubernios con funcionarios de Pemex, porque el robo de combustible se da de adentro para afuera, Romero debe rendir cuentas de todo eso”.

“El trabajador sindicalizado es inocente, eso lo puedo decir con toda seguridad, muchos incluso han muerto, ellos hacen los reportes, los mandos son los que manipulan los reportes en Pemex, y esto lo sabía la cúpula del sindicato, existe contubernio”, dijo en entrevista Ross García, cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador.

El veterano en manifestaciones por la defensa del petróleo, comenzó con los cabildeos con distintos líderes del sindicato disidentes a Romero Deschamps, para asumir la dirigencia de ese gremio, primero como interino y después mediante una convención nacional.

Aseguró que sobre el líder petrolero pesan denuncias vigentes por enriquecimiento ilícito, fraude y lavado de dinero.

“En la cartera de Romero hay jueces, gobernadores, está muy protegido... sobre ese monstruo vamos”, aseguró el petrolero, quien asegura contar con el aval del presidente para “purgar” el sindicato.

Añadió que Romero tendrá que irse de la dirigencia del gremio porque posee una toma de nota ilegal, derivado de una elección violatoria del estatuto del Sindicato Petrolero en 2017, pues fue convocada al vapor y adelantada casi un año.

Advirtió que la limpia del sindicato implica además enjuiciar a los altos funcionarios del gremio y a los secretarios generales de las 36 secciones, por obligar a los trabajadores a cometer actos ilícitos, además de “mochar” sus salarios.

Ross García asegura que posee una toma de nota del sindicato petrolero, obtenida por una convención petrolera de los disidentes de las 36 secciones sindicales.