¿Cómo ayudar?
Quienes quieran que El Diario se encargue de entregar sus apoyos, o bien, para cualquier información relacionada con la dinámica de las historias navideñas, de las familias y de sus ubicaciones, pueden dirigirse con Leticia Solares, a este número (656) 2-85-73-32 o mediante un mensaje por Whatsapp, o bien, al correo electrónico [email protected].



Historias de Navidad
Historias de Navidad
Historias de Navidad hojita
Más Historias
Historias de Navidad hojita
Historias de Navidad hojita
Cómo Ayudar
 



Una caja de tráiler refugia sus ilusiones


Eduardo Morán / El Diario


Comparte esta historia:

Historias de Navidad
>

 

La falta de trabajo y oportunidades obligó a la familia Silerio Valles a abandonar hace tres años el estado de Durango y venir a radicar a esta frontera. Les dijeron que aquí ‘no falta el trabajo’.

Si bien Martín, el padre de familia, se encuentra empleado como operador en una maquiladora en el segundo turno, la realidad es que los mil 100 pesos que gana por semana no alcanzan para satisfacer las necesidades de su esposa, cuatro hijos y un bebé que viene en camino.

Concepción, de 35 años, junto con su esposo de 49, tiene que luchar día a día para sacar adelante a sus hijos José Miguel Ángel, de 14 años; Alondra, de 13; Marcos de 11 y Valeria de 7. En muy poco tiempo se unirá uno más, pues Concepción tiene siete meses de embarazo.

Para la cena de Nochebuena les gustaría tener pavo, tamales o incluso menudo, pues, excepto el año pasado, ellos nunca han tenido una en Navidad.

Sentados sobre la cama, junto con su mamá, los menores comentan cuáles son sus deseos para esta Navidad, aunque hay uno que comparten todos: poder tener los uniformes deportivos y de diario para la escuela.

Pero además, Alondra, la más tímida de los hermanos, dice que quiere una bicicleta y un pastel de chocolate.

Valeria, muy risueña y por momentos escondiéndose algo penosa detrás de su mamá, pide muñecas y trastesitos, mientras que Marcos, quien sueña con ser arquitecto, dice casi entre lágrimas que para él cualquier juguete que reciba estará bien.

El mayor de todos, José Miguel, que quiere ser soldado o policía, pide una bocina para poder escuchar su música favorita.

Alondra también necesita ser consultada por un médico, pues desde pequeña tiene un problema en su rodilla derecha, que con el frío le duele mucho.

“Todo el tiempo, como para subir escalones, necesita acomodar su rodilla porque su hueso se le menea, no lo tiene fijo, se le menea pa’ acá o se le hace pa’ acá”, explica su madre.

 

 

“El año pasado nos dio mucho gusto porque recibimos una cena. Una persona que venía, yo creo del otro lado porque iba pasando y se atascó, y mi esposo y mi hijo le ayudaron, en agradecimiento nos trajeron una cena y pues bien contentos porque no habíamos tenido una. Y la compartimos con mi mamá, con mi familia, porque pues dije yo es mucho para nosotros, y ya que Dios bendice, ayudar a los que también necesitan”, añade.

Cobijados en un principio por familiares, tuvieron que buscar después un lugar donde establecerse porque ya no cabían tantos en una sola casa.

Así llegaron a un pequeño cuarto en Rancho Anapra, que al poco tiempo les pidieron, pero fueron reubicados justo enfrente, en un terreno donde el dueño les prestó una caja de tráiler para que la habilitarán como su nuevo hogar.

“En tiempo de calor hace mucho calor y en tiempo de frío hace mucho frío. Deja uno el agua en platos, o en lo que sea, y se congela en tiempo de frío”, comenta Concepción.

Por la llegada del nuevo bebé –en enero– y del invierno, requieren un calentón que mantenga cálida la casa.

A la casa se accede por una pequeña escalera cuyo primer escalón son dos llantas, mientras que los cuatro restantes están hechos de madera. La caja está dividida en cuatro ‘cuartos’.

El primero sirve como cocina y comedor, enseguida está la cama de los papás junto a una pared de madera a la que se le hizo una abertura en forma de puerta.

Al final de la caja se ubica el cuarto más grande, donde duermen los hijos y donde guardan la ropa. Entre los dos cuartos está el sanitario y el espacio que usan para bañarse a cubetazos, separado solamente por una cortina de tela.

El reloj marca las 12:40, es hora de que Concepción encamine a Alondra, Marcos y Valeria a la primaria Ricardo Flores Magón, donde estudian en el turno vespertino en sexto, quinto y segundo grado respectivamente.

Más tarde los recogerá para volver a casa, hacer la tarea, algunas labores del hogar y dormir temprano en espera de un nuevo día, con la esperanza de que pronto las cosas cambien para ellos.

 

[email protected]

 

Familia Silerio Valles

El matrimonio:

Martín Silerio y Concepción Valles

Hijos:

  • José Miguel Angel, 14 años
  • Alondra, 13 años
  • Marcos, 11 años
  • Valeria, 7 años

Concepción tiene 7 meses de embarazo

 

Ubicación

Calle Rodaballo Durango y Ballena 2 s/n, Rancho Anapra

 

Cómo llegar

Tome el bulevar Juan Pablo II hacia el poniente y continúe en esa dirección por el bulevar Bernardo Norzagaray. En el ‘Monumento al cigarro’ cárguese a la derecha para tomar la calle Río Bravo y unos metros adelante dé vuelta a la izquierda.

Tres cuadras después dé vuelta a la derecha para incorporarse una vez más al Norzagaray.

Siga hacia el poniente hasta llegar a una glorieta y ahí tome hacia la derecha por la avenida Rancho Anapra. Al llegar a la calle Rémora Aguascalientes hay un alto y a mano derecha se encuentra un S-Mart.

Avance dos cuadras más por Rancho Anapra y en la calle Rodaballo dé vuelta a la derecha. A siete cuadras se llega a la calle Ballena 2 y a mano derecha se localiza la caja de tráiler sobre un terreno.

@

 

Ubica a esta familia

Ayuda a esta familia

Para ayudar esta familia, llena el siguiente formulario con tus datos de contacto y la manera en la que quisieras ayudar.

Comentarios

Quienes quieran que El Diario se encargue de entregar sus apoyos, o bien, para cualquier información relacionada con la dinámica de las historias navideñas, de las familias y de sus ubicaciones, pueden dirigirse con Leticia Solares, a este número (656) 2-85-73-32 o mediante un mensaje por Whatsapp, o bien, al correo electrónico [email protected].