Necesitan de la comunidad

El asilo Desamparados de Juárez A. C. es gratuito y funciona con donativos

Verónica Domínguez
El Diario de Juárez
viernes, 22 noviembre 2019 | 12:36
Omar Morales/ El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez.- Cuando Luis Bañuelos Trejo, de 64 años, llegó por su propia voluntad al Asilo de Ancianos Desamparados Ciudad Juárez A.C., encontró una familia para compartir su tiempo y cubrir las necesidades básicas que en su seno familiar no encontró.

Bañuelos es uno de los 33 adultos mayores que se encuentran abandonados en el asilo con alguna discapacidad o enfermedad; perdió dos de sus extremidades desde hace aproximadamente cuatro años, fecha en la que ya se encontraba en otro refugio.

“Tengo un hijo, pero es como si no lo tuviera porque casi no viene; tengo ahorita más hijas que no son de mi sangre y nietos y nietas, son los que me aprecian en lugar de mis nietas que son de mi sangre”, platicó el entrevistado.

Bañuelos es quien abre la puerta todos los días a quienes los visitan, ésa es una de las actividades que realiza en el asilo de manera diaria, pero su labor le ha permitido tener una red de amistades, muchas de ellas son personas que pasan todos los días por esa calle.

“Aquí me divierto viendo pasar los carros, viendo pasar la gente, ya tengo mis amistades, chavalos de la escuela, gente mayor que me saluda y me aprecia, llegan y se sientan a platicar un rato, tengo mejor amistad con otras personas que mi propia familia”.

Juan Torres Sánchez, gerontólogo y encargado del asilo, comentó que en el lugar necesitan alimentos, ropa, cobijas, camas, utensilios de cocina, lavadora y electrodomésticos, y agregó que sólo tiene dos calentones, por lo que necesitan el apoyo para instalarlos en otros lugares.

También se utilizan de manera frecuente artículos para curación como vendas, gasas, guantes desechables, jeringas, soluciones salinas y glucosadas, excepto medicamento.

“Tengo algunos adultos mayores delicados y los tenemos que estar canalizando y poniéndoles soluciones para que mejoren, porque no quieren comer”, comentó el encargado.

Los adultos mayores padecen hipertensión, diabetes, pie diabético y demencia senil, también hay personas sin extremidades o que tienen placas.

“La mayoría de la gente que está aquí no tiene ningún apoyo de un familiar, son desamparados”, manifestó Torres Sánchez.

Asilo de Ancianos Desamparados de Juárez A. C. se constituyó como asociación civil en diciembre de 2017, es gratuito y funciona con donativos de la comunidad. Además cuenta con enfermeras, médico y voluntarios que atienden las 24 horas a los adultos mayores. En total son seis personas de base que cubren los tres turnos, pero tienen enfermeros que prestan su servicio social.

“Nosotros ya les estamos pidiendo cuando nos marcan para hacer una cita, para traer una donación y que compartan su tiempo, porque realmente nada más en estas fechas vienen con nosotros, pero durante todo el año no hay tanta concurrencia, y también es necesario el apoyo porque ellos comen los 365 días del año, tres veces al día”, manifestó el encargado.