Cumple 52 años de tradición

Aunque opera dentro de una difícil situación financiera, esta escuela sigue siendo una institución popular

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez
sábado, 19 octubre 2019 | 06:00
Omar Morales / El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— Hasta hace menos de una década era la única preparatoria en la zona poniente de la ciudad, y aunque opera con una situación financiera difícil, la Escuela Federal por Cooperación EMS-2/47 Altavista llegó a los 52 años de existencia como una institución popular y con tradición de lucha en donde los maestros no acuden a un empleo, sí a trabajar, dice su directora, Armida Elia Valverde Cabral.

Conocida como la Preparatoria Altavista, esta escuela inició con 29 alumnos en las instalaciones de la Secundaria Altavista, pero seis años después lograron que les construyeran su propio edificio, en donde ahora asisten 260 jóvenes que aportan una colegiatura de 100 pesos mensuales.

Fue en 1967 cuando al egresar la primera generación de la Escuela Secundaria Altavista, el grupo de 29 estudiantes inició con las labores de la preparatoria; en ese entonces el director de la secundaria era el profesor Alejandro María Aguirre Laredo, quien promovió la creación de la preparatoria y un año después fue su primer director.

Desde entonces la escuela ha tenido siete directores, hasta la actual Armida Elia Valverde Cabral, quien dice que ella da la cara por la institución, pero la dirección se maneja como un consejo directivo para la toma de decisiones.

En 1968, explica, el Cabildo autorizó la donación de un terreno cercano al río Bravo para que ahí se construyera la preparatoria que se necesitaba en la zona poniente de la ciudad, pues trasladarse hasta el Parque Borunda, donde estaba la preparatoria, representaba más gasto para los estudiantes y sus padres, que en su mayoría no tenían suficientes recursos económicos.


Tiene la Altavista un origen popular

Así se lo hicieron saber padres de familia, maestros y alumnos al entonces presidente de la república, Luis Echeverría Álvarez, en una visita que hizo a la ciudad en enero de 1973, a quien le pidieron la construcción de la Preparatoria Popular, por lo que meses después, el 8 de octubre de 1973, se entregó el plantel donde ahora están y cada año celebran esta fecha como la de fundación de la que hoy se conoce como Preparatoria Altavista, situada por el bulevar Bernardo Norzagaray.

El origen de la escuela es popular, pues fueron padres de familia y alumnos, apoyados por los maestros, quienes la gestionaron ante la necesidad de los jóvenes  de una institución de educación media superior para esta zona de la ciudad, comenta la maestra Valverde.

“La escuela tiene una tradición de lucha, hace mucho le echaron la lápida encima, pero ha sobrevivido por el trabajo de alumnos y maestros; la mayoría de ellos tienen aquí desde 1985”, dice la directora.

La escuela tiene 16 maestros que trabajan por convicción no por empleo, pues el salario que perciben es quizá el más bajo en este sector de la educación, 75 pesos por hora-clase, salario que tienen desde el 2016. Varios de los maestros son egresados de la misma escuela, hijos de maestros que luego de terminar su carrera profesional regresaron para dar clases.

“Los maestros si vienen por convicción; en esta escuela no hay empleo; trabajo, mucho”, destaca la docente.

Los peores años de la Preparatoria Altavista, en cuanto el apoyo gubernamental se refiere, se dieron a partir de la administración de Vicente Fox, y lo mismo le ocurrió a todas las preparatorias por cooperación que hay en el país, alrededor de 100, ya que el Gobierno federal les retiró los subsidios para materiales, tanto de oficina como para mantenimiento del edificio.

La maestra Valverde indica que desde el 2008, con Felipe Calderón, la escuela no tiene ningún tipo de apoyo del Gobierno federal y ahora tiene un millón al año del Gobierno estatal, pero fue luego de protestas ante esta instancia que lo lograron; el 25 por ciento de esa cantidad se usa para el pago de salarios a maestros.

En esta administración federal se esperaba más apoyo, pues las preparatorias por cooperación fueron decretadas desde 1941 por Lázaro Cárdenas del Río, personaje que sigue el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero aun así, no se tiene apoyo, afirma la entrevistada.

Incluso, señala, para conseguir las becas “Benito Juárez” para los estudiantes, que son 800 pesos al mes, tuvimos que hacer protestas ante los representantes del Gobierno federal aquí, y aún hay muchas pendientes de entregar.

“A pesar de subsistir en este contexto de problemas económicos, la Preparatoria Altavista seguirá trabajando siempre que exista una base social que la sostenga, que padres de familia manden a sus hijos a estudiar aquí y que haya maestros que vengan a trabajar”, dice su directora.