Box le da una segunda oportunidad

Jesús Agatón Juárez encontró en el ring la fórmula para hacer su vida más llevadera detrás de las rejas; debuta mañana como profesional

Jesús Ángel Rodríguez
El Diario de Juárez
viernes, 22 noviembre 2019 | 13:00
|

Ciudad Juárez.- Jesús Agatón Juárez encontró en el boxeo la fórmula para hacer su vida más llevadera detrás de las rejas. Después de purgar una condena de cinco años en el Cereso Estatal 3, ‘Kamala’, como le apodan a este nacido en Ciudad Juárez, está listo para sostener su primera pelea en el pugilismo profesional.


“Han sido muchas las motivaciones que he tenido para seguir en esta disciplina con mucha perseverancia, cambiar todo lo malo por lo bueno y esto ha valido para estar hoy aquí y demostrar quién soy, lo que valgo. Espero que la pelea sea del agrado de toda la afición que vaya a la función este sábado”, comentó el púgil de 25 años de edad.


En septiembre de 2014, Jesús fue detenido junto con otros jóvenes por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) como sospechosos del delito de robo contra un establecimiento de comida rápida.



‘Nació en mí una esperanza de cambio’


“El deporte fue lo que me mantuvo motivado todo este tiempo que estuve encerrado”, agregó.


En su reclusión, y desde que decidió ponerse los guantes, Jesús logró obtener tres títulos en torneos que se llevaron a cabo dentro del Centro de Readaptación Social para adultos (2016, 2017 y 2018). Antes de ingresar al Cereso Jesús jamás se había calzado unos guantes.


“Yo antes practicaba y jugué futbol, pero el boxeo lo comencé allá adentro y tras ir superándome, día con día, una esperanza de cambio nació en mí. Seguí disciplinándome y aquí estoy, para demostrar que sí se puede”, expresó el pugilista debutante como profesional el próximo sábado.


Jesús ya no vive en el mismo barrio; desde que salió del penal decidió cambiar de domicilio en busca de dejar atrás su pasado.


Hace dos meses que “Kamala” quedó libre, pero durante su encierro, su tío, de quien heredó el mote, falleció. Hoy, en la memoria de ese familiar, Jesús quiere que su vida vaya por un rumbo distinto, por un sendero de arrepentimiento y olvido.


“El boxeo en especial me ha ayudado para salir de la cárcel, no solamente físicamente, sino mentalmente, porque cuando estuve preso yo me sentía libre cuando estaba arriba del ring. Tengo una segunda oportunidad que no pienso desperdiciar”, manifestó Agatón Juárez. (Jesús Ángel Rodríguez / El Diario)