Juárez

Ya son más de mil 700 migrantes en los puentes

Busca Coespam acercamiento con las autoridades estadounidenses para establecer mecanismos de acceso a su país

David Cruz/El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 25 septiembre 2019 | 10:27

Ciudad Juárez— Más de mil 700 mexicanos, que huyen principalmente de la violencia en el país, permanecían postrados hasta ayer en las inmediaciones de tres puentes internacionales de Ciudad Juárez en busca de asilo político en Estados Unidos, informó Mauricio Rodríguez, auxiliar de Protección Civil de Gobierno del Estado.

Por esa razón, el Consejo Estatal de Protección y Atención a Migrantes (Coespam) buscará un acercamiento con las autoridades estadounidenses para establecer los mecanismos de acceso a su país.

En las familias, conformadas por entre dos y hasta 25 integrantes, sumaban más de mil menores de edad, entre ellos un niño de 20 días de nacido; además de cuatro mujeres embarazadas y algunos adultos mayores, detalló Rodríguez.

“Es alarmante que si tenemos mil 772 ahorita (ayer) no tardan en ser 2 mil personas y no había pasado en los puentes internacionales”, comentó Enrique Valenzuela, coordinador general del Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo).

Agregó: “Esto desde luego nos ocupa, estamos procurando el canal de comunicación para acercarnos con la autoridad norteamericana e idear el mecanismo que permita que los connacionales puedan encontrar su destino sin estarse arriesgando ante las inclemencias del tiempo, la inseguridad ni a otros factores”.

Durante una sesión extraordinaria de la Coespam, la cual quedó abierta, se buscaron estrategias para atender el fenómeno migratorio que enfrenta actualmente Ciudad Juárez.

En ella se acordó buscar el acercamiento con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP).

Con las autoridades estadounidenses “siempre hemos tenido la mejor de las relaciones, somos vecinos y somos comunidades hermanas. También están saturadas sus capacidades pero hemos de encontrar de alguna forma el mejor mecanismo para que esto no les siga significando a las familias mexicanas el esperar entrar a Estados Unidos, una amenaza para su salud o su integridad”, señaló Valenzuela.

Dijo que Cospean cuenta con organizaciones de la sociedad civil y académicos, las cuales se propone que se encarguen de ordenar la situación en los puentes, “desde luego con el acompañamiento humanitario y la atención por parte de los tres órdenes de Gobierno”, además de otros grupos que los han apoyado con víveres, agua y colchonetas.

Representantes de El Colegio de Chihuahua (Colech), el Colegio de la Frontera Norte (El Colef), la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) y la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), ya se han reunido para analizar el fenómeno y serán quienes diseñarán un mecanismo que permita organizar a los mexicanos que esperan actualmente junto a los cruces internacionales y que no confían en ninguno de los tres niveles de Gobierno de México. 

“Esta cifra desde luego es bastante preocupante, por un lado son personas que se quieren salir del país, quieren solicitar asilo político en Estados Unidos y esto los coloca en una situación en la que es difícil para ellos acercarse ante una autoridad para procurar cualquier tipo de apoyo, inclusive organizarse con la intervención de cualquier autoridad”, apuntó.

Durante la reunión de la Coespam se destacó también que algunos de los migrantes han sido traídos a Ciudad Juárez por “coyotes”, como se denomina a los traficantes de personas, mientras que otros han llegado hasta aquí porque sus familiares ya cruzaron por esta misma frontera. 

Según datos de Coespo, entre julio y septiembre se han registrado mil 948 migrantes mexicanos con la intención de solicitar el asilo político en Estados Unidos, por lo que ya suman 3 mil 270 los connacionales que han arribado a Ciudad Juárez durante los últimos tres meses con el objetivo de huir del país.

De la muestra que tiene Coespo de mil 948 personas, mil 659 dijeron huir de la inseguridad y la violencia, debido a cuestiones como amenazas de pandillas y extorsiones.

De ellos 867 eran originarios de Zacatecas, principalmente de municipios como Fresnillo, Juan Aldama, Río Grande, Juan José Ríos y Miguel Auza; 489 eran originarios de Michoacán; 365 de Guerrero, la mayoría de municipios como Acapulco y Zihuatanejo; y 95 más eran chihuahuenses.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx