Juárez

Vive pesadilla de un año por desaparición de su hijo

Recordó que la tarde del 12 de julio ella había vendido a través de Facebook un teléfono celular y quedó de verse con el comprador en el Centro de la ciudad

Staff
El Diario de Juárez

viernes, 09 julio 2021 | 12:25

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Para Luz María Madrid se cumple un año de lo que describe como la peor pesadilla de su vida: la desaparición de su hijo José Manuel Madrid Canales, de 17 años de edad.

Recordó que la tarde del 12 de julio ella había vendido a través de Facebook un teléfono celular y quedó de verse con el comprador en el Centro de la ciudad; eran aproximadamente las 7:30 de la tarde cuando se disponía a salir de su casa. En ese momento llegó su hijo, y se ofreció a entregarlo él para que ella ya no tuviera que salir.

“Le dije ‘vas a ver a este señor’, le enseñé la foto, le dije ‘ahí en las letras de Juárez, ahí viene tu amigo por ti’, llegó su amigo y se lo llevó al Centro, mi hijo me mandó un mensaje para que le marcara al señor y le dijera que ya estaba ahí, después me dijo que ya estaba ahí el señor, pasaron unos dos minutos, le volví a marcar y ya no me contestó”, narró.

Sin embargo, mencionó que después de unos cinco minutos volvió a marcar y el teléfono se contestó y se escuchó que le decían muchas malas palabras a su hijo, ante lo cual se asustó y acudió al Centro ya con agentes estatales para buscarlo.

“Ya cuando llegué al Centro ya no había nada, nadie vio nada”, recordó.

Su amigo, de nombre Carlos Acosta, quien fue interrogado por las autoridades, declaró que no supo cómo ingresar al lugar, por lo que él se estacionó a tres cuadras, afuera de una tienda, y se quedó dormido.

Luz María señaló que durante todo este año en la Fiscalía General del Estado no le dan ningún avance en la investigación, señala incluso que no se revisaron las cámaras de seguridad para verificar si el amigo realmente se quedó dormido en la camioneta a pesar de que dice haberse estacionado afuera de una tienda; tampoco se investigó al comprador, que fue la última persona con la que José Manuel tuvo contacto debido a que no existen testigos de que realmente se hayan visto.

Fue ella misma quien a través de la información que obtuvo en Facebook localizó la casa del comprador, de nombre Manuel, pero su hermana le mencionó que él estaba secuestrado también desde ese día y le pedían 150 mil dólares por su rescate, refirió.

“Quedamos de vernos en Fiscalía para poner la denuncia porque aquí se desapareció supuestamente y nunca llegó; yo le dije a ella, ‘enséñame una hoja donde hayas puesto una denuncia’, pero nunca me quisieron enseñar nada”, comentó.

Señaló además que en la Fiscalía, la agente encargada del caso le dijo que solo le quedaba esperar a que apareciera –vivo o muerto–, ya que si fue víctima de la delincuencia organizada, nada se podía hacer.

“La licenciada de Fiscalía me dijo, ‘no queda más que esperar, digamos que a su hijo lo agarró un grupo y qué se puede hacer, si yo mando a la agente a que vaya e investigue lo único que voy a ganar es que vengan y la maten a ella y se haga un desastre, entonces no queda nada más que esperar a que aparezca vivo o muerto’; es feo escuchar esas palabras, para ella es algo simple, pero para uno no”, expresó.

Luz María lamentó además el hecho de que si en lugar de su hijo la desaparecida fuera una mujer, la atención de las autoridades y de la sociedad en general hubiera sido mucho mayor.

“Pasa algo con una mujer y hasta la misma gente se mueve más, cuando es un hombre no hay apoyo, todo lo relacionan a la delincuencia y cierran los casos; sí siento que por las mujeres hacen más, yo exijo que se pongan a buscar a mi hijo”, dijo en medio del llanto.

A la vez hizo un llamado a las personas que pudieran haber observado algo o que cuentan con algún dato para que lo aporten de manera anónima.

“Yo no estoy buscando culpables, no busco culpables, yo sólo quiero saber dónde está mi hijo, qué pasó con él”, suplicó.

Asegura que José Manuel, quien el pasado 3 de diciembre cumplió 18 años de edad, es un joven tranquilo que no se reunía en las esquinas.

Luz María no contó durante todo este tiempo con el apoyo de nadie para buscar a su hijo; fue hace unos dos meses que el Centro de Derechos Humanos Paso del Norte le ofreció su ayuda.

“Realmente necesitaba el apoyo de alguien porque realmente apoyo no tengo de nadie, nada más somos yo y mis otros dos niños, es muy difícil andar sola en esto”, expresó.

Puntualizó además que en el Servicio Médico Forense (Semefo) hace unos dos meses le tomaron muestras de ADN para compararlas con los cuerpos que se encuentran en el lugar, sin embargo, le indicaron que es un proceso tardado.

José Manuel es de complexión delgada, alto, moreno claro, de cabello chino; como características particulares tiene extensiones en las orejas, una de ellas se partió en dos; tiene tres tatuajes; uno en la mano de clavera, uno en el codo de un Sol y en el pecho un pentagrama.

Al momento de su desaparición vestía short gris, playera blanca y tenis negros con rojo.

Cualquier información de manera anónima puede proporcionarse al número de emergencias 911 o a denuncia anónima 089.

close
search