Vive hondureña calvario con el Femap

Presentará organización una denuncia contra el hospital por negarse a dar una constancia de nacimiento de su hija

Alejandro Vargas / Salvador Castro/
El Diario
sábado, 23 marzo 2019 | 06:00

Blanca Navarrete García, directora de la organización Derechos Humanos Integrales en Acción (DHIA), anunció que presentará una denuncia en contra del hospital Femap, ya que Trabajo Social de esa institución se ha negado a dar una constancia de nacimiento a la hija de una mujer de Honduras.

Ana E., de 27 años, procedente de la ciudad de El Progreso, Honduras, dijo que tras escapar de la MS13 (Mara Salvatrucha), desde hace siete años reside en Ciudad Juárez, en donde conoció a el padre de su hija Alejandra Y., quien tiene ya cinco meses de edad y permanece sin el documento.

“Me alivié el 16 de octubre del 2018 (en el Femap), y a la semana fui por el papel de mi niña, y me dijeron que tenía que tener mi cédula (similar al INE en Honduras) pero eso sólo se saca en Honduras, y yo no puedo ir a Honduras porque allá nos pueden matar, y yo por eso no puedo ir para allá”, explicó.

Navarrete García refirió que apoyaron a la mujer para tramitar en el consulado de su país, con sede en Saltillo, una constancia de nacionalidad, por lo que las autoridades consulares expidieron el documento después de realizar el cotejo de la fotografía de la mujer, nombre, y las fechas de nacimiento e información de su padre y madre.

Con el documento en su mano la mujer acudió el pasado miércoles al hospital, pero la trabajadora social la citó hasta el miércoles por la tarde por lo que se presentó nuevamente acompañada de un representante del Consejo Estatal de Población del área de migrantes.

Sin embargo, dijo que la trabajadora social le expresó que la constancia de nacionalidad no es un documento válido y deberá presentar el pasaporte o la cédula de identidad, que la madre hondureña no puede tramitar por riesgo de perder su vida en manos de la Mara Salvatrucha.  

El director de la institución, Gustavo Martínez, manifestó que el control estricto en la entrega de certificados de nacimiento es una de las principales estrategias para prevenir el tráfico de infantes.

Precisó que el certificado de nacimiento es un documento obligatorio y gratuito, pero para la expedición es indispensable solicitar la identificación oficial de la madre, que preferentemente contenga su domicilio.

Martínez dijo que en este caso, el hospital deberá entregar el documento a un juez, autoridad del Registro Civil, autoridad DIF o autoridad de Jurisdicción Sanitaria.

“A ellos les consta que esta niña salió del vientre de esta mujer. Entonces, se suponía que la intención del documento (ya expedido por el Consulado y rechazado por el Femap) era acreditar que ella era Ana pero ya está acreditando ella, y si tienen dudas pueden hablar al consulado de Honduras acerca de la veracidad del documento”, añadió Navarrete García. 

Señaló que la niña en estos momentos no está gozando su derecho a la identidad como ciudadana mexicana y además, no tener una constancia de nacimiento, limita a una cobertura, por ejemplo, del Seguro Popular, y tampoco pueden regularizar a la madre por vínculo familiar.

“Mi hija, Dios no lo quiera, se me puede enfermar y yo no la puedo llevar a un seguro o a un hospital porque siempre me dicen que no porque ella no tiene ninguna documentación. Lo único que quiero es que me den el papel para registrar a mi hija, y para yo poder trabajar”, dijo la madre de la menor. 

Precisó que con ayuda de su esposo, quien trabaja en un negocio de lavado de autos, es como ha podido solventar esta situación que la pone “muy mal”, ya que además tiene otro hijo de once años que se quedó en Honduras, mismo que la MS13 intentó matar el miércoles, dijo.

La activista Navarrete García anunció que al ser el Femap una institución privada, van a proceder por el delito de discriminación ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

“No puede ser que Femap siendo una asociación civil restrinja y sea una instancia violadora de los derechos humanos (…) No tenemos ahorita a nadie con quien dialogar”, expresó y agregó que la situación fue notificada a la Subprocuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del DIF estatal porque se está negando el derecho a la identidad de una niña mexicana. No obstante, la negativa siguió.

Antes de verse en la necesidad de interponer la denuncia, indicó que tratará de evitar que la mamá de la menor que continúa sin constancia de nacimiento, tenga que hacer más gestiones por lo que se está encargando de que las autoridades “que están por encima de Femap conozcan del caso”.

“Estamos tratando de negociar por estos tres días (que pidió personal del Femap para dialogar con el director). Realmente es muy cansado tener que enseñarle a una asociación civil, y lo digo como directora de otra asociación civil, temas de derechos humanos. Ellos oponen resistencia y no hay una apertura a tratar de aprender o de consultar”, puntualizó.


[email protected]