Juárez

Visualizan su ‘camino al cielo’

Desde hace casi 20 años religiosas llevan alimento o medicamentos a personas en situación vulnerable

Cortesía / El grupo de mujeres sigue el ejemplo de Malena Calleros

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

miércoles, 26 mayo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Sin dejar de lado su vocación religiosa, un grupo de mujeres tiene casi dos décadas de trabajar por las personas enfermas y de escasos recursos en esta ciudad, labor en la que no sólo apoyan con medicamentos, accesorios médicos o despensas, sino también en lo espiritual.

“Somos parte de la Pastoral de la Salud de la Diócesis de Ciudad Juárez, por lo que trabajamos tomando como base las parroquias, pero sirviendo a quien lo necesita, tanto personas adultas como jóvenes y niños”, dice Natividad de Sáenz, integrante del grupo Camino al Cielo.

Las integrantes del grupo apoyan a personas que padecen alguna enfermedad, pero que además no tienen los recursos económicos necesarios para adquirir el medicamento, material de curación o algunos otros artículos que les permitan una mejor calidad de vida.

“Esta tarea de apoyar a los enfermos la inició Malena Calleros el 28 de agosto de 2002, una persona que ya falleció, pero que a pesar de trasladarse en silla de ruedas, trabajó mucho tiempo por los enfermos, luego de una visión que ella tuvo y en la que Dios le pidió encargarse de esto”, explicó la señora Natividad.

Atienden diario a 80 personas

Comenta que después de que Malena invitó a trabajar a otras personas, empezaron un grupo de siete, pero luego fueron más y actualmente son un equipo de 15 personas como base, pero que tienen a otras que les ayudan en las parroquias que hay por distintos rumbos de la ciudad.

“Atendemos a un promedio de 80 personas enfermas, pero hemos llegado a atender hasta 150 o más, especialmente adultos, pero hay de todas las edades”, dice la señora De Sáenz.

El grupo Camino al Cielo empezó con reuniones de planeación una vez al mes, pero luego lo hicieron en dos ocasiones y ahora, debido a la pandemia de Covid-19, se comunican por teléfono o por medios digitales para acudir en apoyo de los enfermos, quienes las contactan acudiendo a las parroquias.

“Ahora que tenemos los casos de Covid-19 seguimos con la ayuda, pero si las personas no pueden acudir por el apoyo, ya sea alimentos o artículos para tratar su mal, vamos a sus casas, incluso a veces les pagamos el Uber para que recojan lo que necesitan, pero no hemos suspendido esta tarea de ayudar”, explica.

Natividad comentó que el grupo Camino al Cielo sirve en las parroquias San Judas Tadeo y Santo Niño de Atocha, pero también en otras ubicadas en varias partes de la ciudad, donde han podido seguir con la ayuda gracias al respaldo de juarenses y paseños que donan para continuar la ayuda a los enfermos.

Comentó que actualmente están ayudando a 10 adultos enfermos que necesitan pañales, además de otros ocho que solicitan el apoyo ocasionalmente.

“También estamos pendientes de la oración, pues hay enfermos que cuando hablamos con ellos nos piden que les hagamos alguna oración o les consigamos a alguien para que les lleve la comunión”, explicó.

“Ahora con la pandemia”, indicó, “no nos hemos detenido, porque cuando necesitan ellos nos hablan y dicen ‘necesitamos platicar, necesitamos desahogarnos’ y platicamos, rezamos un Rosario”.

La señora De Sáenz, dijo que si alguien necesita ayuda, o bien, si desea apoyar con material al grupo para llevarlo a los enfermos, puede comunicarse con ella al número telefónico 656-617-3404.