Violador pide purgar condena en casa particular

Sentenciado menciona que fue intervenido quirúrgicamente y en el Cereso no se tienen la medidas de higiene que requiere

Staff/
El Diario de Juárez
miércoles, 16 octubre 2019 | 06:00
|

Un sentenciado a 16 años y ocho meses de cárcel por el delito de violación ayer pidió a un Tribunal de Enjuiciamiento que su internamiento se lleve en una casa particular, debido a su estado de salud.

Francisco Chávez Quezada, de 53 años, padece una fístula colovesical, fue sometido a una cirugía y requiere una higiene que su abogado defensor asegura no puede recibir en el Cereso 3 de Ciudad Juárez. 

Chávez fue trasladado a la Vigésima Primera Sala de la Ciudad Judicial para una audiencia denominada revisión de “medida cautelar” y presidida por la jueza Emma Terán Murillo. 

En la que el abogado del sentenciado expuso que su representado presenta una fistula colovesical que es una comunicación anormal entre el segmento final del intestino y la vejiga, dos órganos que originalmente no tenían ninguna comunicación.

Además el defensor señaló que Chávez Quezada ha presentado altas temperaturas e infección en la cirugía practicada hace unas semanas en el Hospital General debido a la falta de higiene en el área de la operación y aseguró que en el penal no le pueden brindar los cuidados necesarios para que él se recupere. 

A la audiencia compareció el director médico del Cereso 3 quien indicó que lo único prescripto por el doctor que operó a Chávez Quezada fue limpieza diaria, con agua y jabón en el área de la cirugía, y aseguró que en su celda, el sentenciado cuenta con agua potable, lavamos y regadera. 

Además el galeno que declaró afirmó que Chávez no presenta una enfermedad grave ni terminal, esto en respuestas a las preguntas de una agente del Ministerio Público (MP) que trató de establecer que Chávez no reúne los requisitos señalados en el artículo 166 del Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP).

En esa ley se indica que en caso de que el detenido tenga más de 70 años o presente una enfermedad grave o en fase terminal o si se trata de una mujer embarazada o en período de lactancia se puede modificar la medida cautelar de prisión por un encierro domiciliario.

 En el primero de esos supuestos se encuentra el sacerdote Aristeo Trinidad Baca acusado de haber cometido dos abusos sexuales y una violación en contra de una monaguillo de la parroquia Santa María de la Montaña.

En abril de este año Chávez, quien era chofer de transporte público, fue encontrado culpable de haber violado a una pasajera del camión que él conducía. 

Los hechos sucedieron el 20 de enero del 2017 a bordo de una unidad de la línea 10. 

La víctima de identidad reservada denunció que aproximadamente a las 23:00 horas de ese día ella era la última pasajera y antes de que descendiera, Chávez Quezada se desvió hacia el Periférico Camino Real y ahí detuvo el camión para agredirla sexualmente. 

Después la afectada fue abandonada inconsciente a la altura de la calle Salvador Herrera Corral.

El Tribunal citó al médico del Hospital General que operó a Francisco Chávez para que rinda una declaración el próximo viernes a las 13:00 horas, a fin de determinar si accede o no a enviar a Chávez a un encierro domiciliario. 


[email protected]