PUBLICIDAD

Juárez

Vio morir a su padre en intento de extorsión

Entre hipos, narró que durante los últimos dos días un hombre armado los amenazó ante la negativa a pagar una cuota

Staff
El Diario de Juárez

sábado, 18 diciembre 2021 | 11:41

Staff / El Diario de Juárez | Militares en el sitio donde un desponchador fue asesinado

PUBLICIDAD

Cubierto con su ropa de trabajo y las manos manchadas de negro por la manipulación de una llanta que había reparado por menos de 30 pesos, el menor se abrazaba ante el estremecimiento de su cuerpo y las lágrimas que corrían por su rostro enrojecido. 

Minutos antes, un hombre armado le apuntó con una pistola. Le gritó que se tirara al piso y no volteara. Escuchó las detonaciones. Abrió los ojos y supo que a su padre lo mataron a tiros realizados a muy corta distancia y el asesino escapaba.

PUBLICIDAD

Entre hipos, narró que durante los últimos dos días un hombre armado los amenazó de muerte ante la negativa del padre de familia y propietario del negocio a pagar una cuota de mil pesos por semana.

Su padre, dijo, le explicó a los extorsionadores que “no sacaba tanto en el desponchado” y le era imposible mantener ese monto. Para los vecinos del negocio el cobro de piso fue el motivo del asesinato ocurrido ayer por la mañana en la colonia Mariano Escobedo. 

“A varios desponchadores les están haciendo eso… la extorsión es una realidad que la mayoría calla por la amenaza; claro que hay miedo. Están ocurriendo muchos acontecimientos de violencia y por seguridad no decimos nada. Le digo una cosa: sí hay extorsión en el ramo de nosotros”, aseguró ayer uno de los líderes de trabajadores en este giro que, por seguridad, pidió la reserva de su identidad.

Este no es el primero ni el último crimen por “cobro de piso”, aseguró el entrevistado.

“Tenemos un caso de un desponchador que mataron en su desponchadora hace unos días por lo mismo: la extorsión; esto quiere decir que algo está pasando, algo sucede. La amenaza existe y estamos viviendo una situación difícil y tenemos que callar porque es un temor grande el que hay”, sostuvo.

–¿Y la autoridad?, ¿van a denunciar?, se le cuestiona. 

“La autoridad… bien gracias (risas). Caray, qué le podemos decir, hay tanto problema de seguridad en la ciudad, no sabemos qué les falta. Veo con tristeza que hay vigilancia de la Guardia Nacional, de los militares, de la Fiscalía y las Policías preventivas, pero no se calma nada”, expuso. 

“Si denunciamos ya sabemos lo que va a pasar. Por eso hay algunos que están pagando secretamente, sin que se sepa. Ellos sí están pagando desde mil hasta 5 mil pesos por mes. Eso es lo que están cobrando, lo cierto es que tenemos temor, está canijo”, agregó el entrevistado, al que se le brinda el anonimato.

Avanzan extorsiones

A reserva del resultado de la investigación que inició el Ministerio Público, adscrito a la Unidad de Delitos contra la Vida, para los vecinos del establecimiento ya cerrado a causa de la inseguridad, el móvil del asesinato fue la extorsión y exigen una intervención preventiva real y efectiva para prevenir estos crímenes.

A la Redacción de El Diario llegaron otras denuncias anónimas en torno al cobro de piso impuesto contra diversos negocios. 

“Quiero comentar que han estado pidiendo cuota en los locales que son abarrotes, zapaterías, etcétera en las zonas Galeana, Carlos Amaya, colonia Industrial y Chaveña. Espero y puedan ver este mensaje. No hemos podido grabar en nuestro local al muchacho que llega con una arma y dice que si no pagamos los tres mil pesos nos va a matar, así como ha estado matando a personas en esta área”, dice el comerciante desesperado. 

Los quejosos se resisten a interponer la denuncia de hechos. Incluso, hacer pública la denuncia genera conflictos por considerar que hablar es el equivalente a la sentencia de muerte.

En ello coinciden los vecinos de las calles Ignacio Alatorre y General Terán, donde fueron asesinados los hermanos Javier y Alejandro Flores, de 32 y 34 años, la mañana del jueves en una ferretería de la misma colonia Mariano Escobedo.

El ataque armado se registró a las 10:55 horas, cuando los tripulantes de un auto bajaron para agredir a las personas que estaban afuera de una casa habilitada como ferretería, informó un agente preventivo. 

El grupo de hombres armados, entre cinco y seis, llegaron a bordo de un auto y una camioneta para disparar contra las personas que estaban en el negocio y rápidamente escaparon.

“La Policía va a decir otra cosa, hasta decir que venden droga, pero nosotros sabemos qué pasó”, dijo un comerciante que no estuvo al momento del ataque, pero fue informado de los hechos por sus trabajadores. 

Al igual que ayer, en el asesinato del padre de familia, al lugar llegaron policías, soldados y elementos de la Guardia Nacional, sin que reportaran detenidos. 

Denunciar o no

“Chihuahua tiene una historia reciente y una realidad en la que diría: si no denunciamos, también sabemos en qué va a quedar”, dijo ayer Gilberto Loya, secretario de Seguridad Pública Estatal. 

Expuso que en años pasados, entre el 2006 y 2008, en el estado se empezaron a presentar situaciones similares y había el temor de interponer una denuncia formal de hechos, particularmente ante una corporación como la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado, que fue cooptada por la delincuencia organizada.

Particularmente en la Zona Norte, de donde emergieron los líderes de los dos grupos delictivos en permanente disputa, unos presos y otros prófugos.

“Por no haber denunciado hasta dónde llegaron las cosas”, planteó Loya.

“Ahorita estamos muy a tiempo para poder evitar que eso se vuelva a presentar, pero eso es una tarea de todos, de confianza hacia la autoridad”, dijo el jefe policiaco, que destacó las denuncias realizadas a través de los medios de comunicación por considerarlo una ventana de oportunidad para las víctimas. 

“Por el divorcio que tienen de mucho tiempo las autoridades de la población, hay esa desconfianza para denunciar”, señaló.

Dijo que el cobro de piso es uno de los delitos más lacerantes hacia la sociedad económicamente activa y aunque en diversas reuniones con representantes de la sociedad civil ha preguntado si enfrentan el cobro de piso, en ningún momento le han expuesto esta situación. 

“Vamos a tomar atención a estos casos y le decimos a la población que no nos quedemos con el tema de que si denunciamos qué va a pasar, tenemos historia reciente de que si no denunciamos qué pasó. Somos la autoridad y vamos a responder ante cualquier denuncia, la que sea. El encargo de la gobernadora es tener la comunicación abierta con la comunidad y entiendo que no se pueda hacer de la noche a la mañana pero por algo se tiene que empezar”, invitó. 

TOME NOTA

Para hacer una denuncia en línea: https://fgewebapps.chihuahua.gob.mx/dafge/Bienvenido

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search