Vinculan a acusados de homicidio

Los señalan de matar a un hombre por vender heroína

Staff
El Diario de Juárez
jueves, 07 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Dos hombres fueron vinculados a proceso penal ayer, por su presunta responsabilidad en un homicidio ocurrido en junio del año pasado. 

Los procesados son Mario César López Ramírez, apodado “El Diablito” y Juan de Dios Pulido Barajas, “El Juanito”, quienes fueron identificados por una testigo  protegida que declaró haber “trabajado” como halcón y sabe que la víctima fue asesinada porque vendía heroína.

El crimen de Leopoldo Domínguez Castro sucedió entre las 8 y 9 de la mañana del pasado 6 de junio frente al domicilio número 1761 de la calle Níquel casi cruce con Del 57 en la colonia Ignacio Allende.

El 2 de agosto del 2018 al rendir declaración ante el Ministerio Público (MP), la testigo de identidad protegida dijo que el 5 de junio de ese año aproximadamente a las 6 de la tarde recibió una llamada de un mando al que únicamente conoce con el nombre de Sultán y para quien trabajaba “halconeando”, quien le ordenó investigar si el ahora occiso conocido por el apodo de “El Polo” vendía heroína en una casa, así lo informó una agente del Ministerio Público (MP) a un Tribunal de Control en una audiencia judicial.

La testigo señaló que ella mandó a una persona a comprar droga y sí le vendieron. Por lo que ese mismo día fue a una casa de seguridad ubicada en la calle Altamirano número 2222 para avisar. Posteriormente a la hoy testigo protegido se le ordenó vigilar a Leopoldo Domínguez y darle la ubicación de él a “El Diablito” y a “El Juanito” y así lo hizo. 

La declarante también afirmó que vio el momento en que los ahora detenidos llegaron a la casa de la víctima a bordo de una camioneta Explorer de color  verde, le gritaron y “El Polo” y este salió, ambos sospechosos estuvieron platicando con él y luego López Ramírez “El Diablito” le disparó con una pistola que tenía un cargador con 17 balas mientras que Pulido Barajas “El Juanito” brindaba seguridad. 

Después ambos sospechosos huyeron y se refugiaron en la casa de seguridad de la calle Altamirano. 

De acuerdo con el peritaje en criminalística forense, en la escena del crimen se recogieron siete casquillos calibre 9 milímetros, un proyectil deformado y tres fragmentos metálicos. 

La víctima quien al ser ingresada al Semefo recibió el número 957/18/37, sufrió un traumatismo craneoencefálico severo y fue identificado por sus hijos, así lo expuso la fiscal a cargo del caso en la diligencia realizada ayer .

Con las pruebas, ayer la jueza determinó vincular a proceso a los acusados de homicidio además dio un plazo de dos meses para la investigación complementaria y dejó vigente la prisión preventiva.

 impuesta a López y Pulido desde la primera audiencia, realizada el domingo pasado.


[email protected]