Vigilan con brazalete al padre Aristeo

Aristeo Baca dejó la cárcel el pasado miércoles por la noche

Miguel Vargas/
El Diario
sábado, 02 marzo 2019 | 06:00

El padre Aristeo Trinidad Baca, tiene vigilancia domiciliaria por medio de un brazalete electrónico, trascendió ayer por personal de custodia.

La medida consta de un GPS adherido al tobillo monitoreado a distancia por personal de Servicios Previos al Juicio, una unidad encargada de revisar las medidas cautelares de personas detenidas fuera del Cereso y que depende del Supremo Tribunal de Justicia (STJ) del estado.

Rosalba Salcido, vocera del STJ indicó que lo anterior se ventiló de forma extraoficial, pero no negó que se haya aplicado esa medida y dijo investigar al respecto para ofrecer información oficial.

El brazalete electrónico sellado se ocupa en detenidos que por alguna razón están fuera de prisión. El aparato alerta de la posición en tiempo real de quien lo ocupa y advierte a una unidad de monitoreo si la persona sale de un perímetro determinado.

Los oficiales responsables de la custodia realizan recorridos periódicos y visitas de verificación en los puntos de arraigo de las personas bajo custodia, según se explicó.

Apoyados de agencias policiales atienden las alertas al momento en que se activan cuando quien posee el brazalete sale de un perímetro permitido. Si se violan las disposiciones oficiales intencionalmente el detenido va directo a prisión, según los protocolos.

Aristeo Baca dejó la cárcel el pasado miércoles por la noche, luego de que el juez, Félix Guerra Salazar, autorizó que llevara el proceso judicial bajo resguardo domiciliario debido a su edad de 74 años y a que padece de enfermedades que lo dejan en riesgo de no contar con asistencia médica profesional.

El sacerdote está acusado de violación y abuso sexual agravado contra una menor de edad, según una denuncia que presentaron los padres de la afectada el año pasado. Fue detenido con un mandamiento judicial el pasado 9 de febrero en el asilo Santa María.


[email protected]