PUBLICIDAD

Juárez

Historias de Navidad

Video: Vela por el bienestar de su familia

Tras quedarse viudo hace 11 años, Dolores sacó adelante a sus 4 hijos, dos de ellos con discapacidad y necesidades especiales

Sol Gallegos
El Diario de Juárez

viernes, 10 diciembre 2021 | 12:32

Omar Morales / El Diario de Juárez | Don Dolores en compañía de sus cuatro hijos Omar Morales / El Diario de Juárez | El padre de familia es velador en unos locales

PUBLICIDAD

Dolores Antolín Avitia Morales es un padre de familia que ha salido adelante solo, luego de la muerte de su esposa ocurrida 11 años atrás a causa de un paro cardiaco. A partir de ese momento se ha dedicado por completo al cuidado de sus cuatro hijos, dos de ellos con discapacidad.

Guadalupe y Antonio Avitia Oliva, de 19 y 15 años, respectivamente, fueron diagnosticados desde su nacimiento con discapacidad permanente neuromotora, por lo que su padre además de llevar el sustento al hogar debe pagar medicamentos y una gran cantidad de pañales, así como otros gastos que requieren sus hijos.

PUBLICIDAD

El padre de familia de 64 años se ha desempeñado como velador porque este trabajo le permite cuidar durante el día a sus hijos. 

“Mi esposa murió hace 11 años, desde entonces cuido a mis hijos. Tengo una hija que ya se casó y que me ayuda cuando puede y otro hijo de 18 años que se queda con ellos cuando yo me voy a trabajar; yo soy el que los cuido, duermo un rato y luego me despierto para darles de comer y ya se me pasa el día y debo ir a trabajar otra vez”, expresó don Dolores.

Manifestó que desde el nacimiento de sus cuatro hijos, él se dedicó a cuidarlos, ya que su difunta esposa tenía un problema en su mano que no le permitía tener mucha movilidad, por lo que ha dedicado su vida a atenderlos, aunque actualmente se le dificulta porque padece de diabetes.

Dolores recordó con gran alegría cómo era su esposa, mencionó que siempre llevaron una gran relación pero lamentó que la vida se la quitara tan rápido, ya que falleció a los 40 años de edad.

Señaló que uno de sus sueños para Navidad es poder jubilarse, para dedicarle más tiempo a Lupita y Tony quienes necesitan cuidados especiales por su discapacidad, pero agregó que teme que no le alcance para los gastos y si es así continuará laborando.

“Yo trabajo de velador en los locales que están por la Ejército, ahí voy a cumplir el año, pero gracias a Dios para el año que entra puedo jubilarme porque voy a cumplir 65 años, para estar al pendiente de ellos”, expresó.

Junto a la ventana la familia tiene un pequeño árbol navideño con el que mantienen el espíritu de estas próximas fiestas decem-brinas; el padre expresó que aunque sus hijos tienen la ilusión de celebrar la Navidad no acostumbra a comprarles regalos, ya que prefiere surtir la despensa para que no les falte el alimento.

“Casi no celebramos la Navidad, no compro regalos porque lo principal es que tengan qué comer, me gusta tener mejor dinero para lo que se ofrezca como una enfermedad o un apuro… mi deseo para Navidad es que mis hijos tengan salud, pero no falta algún vecino que les regale cosas, recientemente nos regalaron la silla para mi hijo”, detalló.

Por su discapacidad, Tony necesita pañales para adulto talla XL etapa 7, mientras que Lupita talla grande, además de una silla de ruedas que sea adecuada para ella y una despensa con productos básicos como frijoles, sopas y verduras, para su alimentación.

Su padre, explicó que se le dificultó continuar con las terapias de sus hijos, ya que por no tener transporte para poder acudir a las clínicas se vio en la necesidad de suspenderlas.

“A pesar de todo somos felices, yo pienso que no somos pobres porque no estamos enfermos, mientras tenga uno salud somos ricos, no es cuestión de lamentarse y lo bueno es que somos felices y cuando vivía mi difunta esposa con más ganas éramos felices, porque fue una gran mujer”, expresó Dolores.

Si usted desea apoyar a la familia con pañales, despensa o ropa para Lupita y Antonio puede comunicarse al número 656-274-0847; la mujer utiliza talla grande de blusa y pantalón 9, mientras que el adolescente de 15 años es talla nueve. (Sol Gallegos / El Diario)

Necesitan:

• Pañales  

• Despensa   

• Ropa 

• Lupita, 19 años de edad, talla grande de blusa y pantalón 9

•Antonio, 15 años, talla nueve

*En caso de querer ayudar, favor de comunicarse al teléfono 656-274-0847

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search