El diario

Video: Se acaba el tiempo para salvar su vida

María del Carmen debe realizarse cuanto antes un trasplante de riñón o bien, costear una fístula con un valor de 25 mil pesos

Sol Gallegos
El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Para María del Carmen Pérez Alvarado, la Navidad ha quedado a un lado, ya que los bajos recursos y la enfermedad que padece han hecho que ella y su familia se olviden de esta festividad para atender el problema de salud que la mujer enfrenta desde hace ocho años.

Diario Omar Morales / El Diario de Juárez | María y su nieta se ven a los ojos

Fue a los 33 años de edad que se le diagnosticó insuficiencia renal, enfermedad que ha afectado severamente su cuerpo y le ha provocado gran dolor a su paso.

Explicó que tras las complicaciones que su estado le ha provocado, hace seis años se le instaló un catéter para que se le realizaran hemodiálisis, mismo que con el paso del tiempo se infectó y es por eso que de urgencia le pusieron un femoral en la ciudad de Torreón, Coahuila, pero que también ha tenido sus consecuencias, ya que no tiene movilidad y está todo el día acostada en el sofá de su casa.

Detalló que su enfermedad se ha complicado bastante y que le preocupa su estado de salud, pero los médicos del Hospital General de Zona No. 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde ella se atiende, no le dan solución, ya que la nefróloga que le daba seguimiento a su caso se encuentra incapacitada y por tal motivo no ha sido atendida en un largo tiempo.

Diario Omar Morales / El Diario de Juárez | La mujer de 41 años de edad vive con sus tres hijos y sus dos nietos

“Ya no tengo otro acceso para poder vivir, y si no hay catéter, no hay hemodiálisis, y si no hay hemodiálisis, ya no se puede hacer nada. Me dijeron los médicos en Torreón que no tengo tiempo porque puede fallar algo y que me debo mover para que me pongan un nefrólogo rápido”, expresó.

La mujer de 41 años de edad vive con sus tres hijos y sus dos nietos en la calle Holanda número 4845 de la colonia 30 de Abril, donde es cuidada por su familia día y noche; además, son ellos quienes la acompañan a sus tratamientos o chequeos y han realizado diversas actividades para correr con con los gastos de la enfermedad de su madre, pero éstos se han incrementado considerablemente en los últimos meses.

Su hija, Sol Florentina Duarte Pérez, narró que las últimas Navidades han sido muy tristes, sin ningún festejo, ya que su mamá en las fechas decembrinas la ha pasado internada en un hospital debatiéndose entre la vida y la muerte a causa de esta enfermedad, que ha avanzado muy rápido.

María del Carmen desea poder costear la fístula que necesita de urgencia y que tiene un costo de 25 mil pesos, o bien un trasplante de riñón que se le debe hacer cuanto antes para salvar su vida.

Explicó que su hijo Adolfo Leonardo, de 18 años de edad, y un amigo, son los posibles donadores, pero antes deben someterse a exámenes de compatibilidad para conocer cuál de los dos es candidato para donarle el órgano, estudios que no se han realizado a falta del mencionado especialista.

La mujer mencionó que su deseo para esta Navidad es poder tener su fístula o trasplante de riñón, mismo que se le realizará en Torreón, para continuar viviendo y ver crecer a sus dos nietos.

“Estoy tan mal que no puedo caminar, no puedo respirar bien, estoy batallando con las hemodiálisis; antes sí caminaba, pero ahora tengo un mes y medio en cama, y luego con medicamento empecé a hincharme, no tengo fuerzas en las piernas”, dijo María del Carmen.

Con su bebé en brazos, Sol, la hija de María, comentó que tiene el deseo de recibir buenas noticias próximamente para su madre para poder celebrar la Navidad en familia, con una cena que incluya tamales para que no quede la fecha desapercibida como otros años.

“Siempre habíamos tenido las Navidades en familia con mi mamá; (ahora) ya nada más estábamos esperando a que nos dieran una mala o buena noticia porque mi mamá estaba muy grave y no sabíamos si iba a salir bien, porque hay veces que nos dicen que no hay nada qué hacer y otras veces que está bien”, dijo.

María explicó que a causa de esta enfermedad debe mantener una dieta rigurosa baja en grasa, y le gustaría que alguien le pueda apoyar para poder conseguir productos como frutas, verduras, queso, avena y aceite de olivo, entre otros.

Si usted desea apoyar a María del Carmen Pérez Alvarado puede comunicarse al número de teléfono (656) 585-9908 o realizar una transferencia bancaria al número de cuenta BanCoppel 4169 1608 0609 6138.


sgallegos@redaccion.diario.com.mx