Juárez

Video: Reparten pizzas a los más necesitados

Alejandra, Andrea y Sergio salen de sus casas con cubrebocas y guantes para ayudar a indigentes

Javier Olmos
El Diario de Juárez

sábado, 23 mayo 2020 | 06:00

Ciudad Juárez.- La cuarentena no fue una barrera para tres jóvenes juarenses que, en un acto de nobleza, salieron a regalar pizzas a personas que trabajan en la calle, algunos en situación de indigencia. 

Alejandra Guerrero, Andrea Ortega y Sergio Alonso fueron elogiados en Facebook luego de que se difundiera la labor que realizaron el pasado viernes. 

Los tres hicieron una cooperación para comprar 16 pizzas con su respectivo refresco; luego, en automóvil, usando cubrebocas y guantes, las repartieron a quienes consideraron la necesitaban. 

En el material que fue subido a la red social se aprecia cuando entregan la comida a personas que agradecen el gesto con una sonrisa; algunos hacen leves reverencias. 

En entrevista con El Diario, los tres actores del video aseguraron que hay mucha necesidad, y que el aislamiento ha sido difícil para quienes son de bajos recursos. 

El de la idea fue Sergio 

“Sergio publicó un video similar en su Facebook y preguntó quién quería unirse a hacer lo mismo aquí y yo le dije que estaba disponible”, cuenta Andrea, quien tiene 27 años, del fraccionamiento Los Ángeles, y estudiante de la Normal Superior. 

“Empezamos a buscar a las personas y la verdad la ciudad se ve muy diferente, más vacía, ya casi no hay personas, y empezamos a buscar y el primer señor que encontramos era de la tercera edad, llevaba una mochila, yo creo que era albañil; cuando le dimos la pizza se le iluminó la cara, nos dio mucho las gracias”, narra. 

“Sentimos muy bien que lo agradeciera de esa manera. Conforme buscamos más personas, la reacción de los señores, casi todos eran personas mayores, ya grandes, cansados de trabajar…”, añadió. 

Expuso que lo más fuerte que les tocó ver fue una señora totalmente desnuda, a la que la poca gente que pasaba miraba despectivamente, con asco, con asombro, en lugar de alguna manera a veces mejor voltean para otro lado. “Tomó la pizza, sólo nos vio”. 

“Todo surgió de un video que hizo otra persona que mi amigo Sergio publicó y nos conmovió –dijo también Alejandra–. Fue una experiencia muy conmovedora porque muchos trabajaban en la obra, algunos nos dijeron que la compartirían con su familia”. Sin embargo, la experiencia fue más bien agridulce. 

“Fue algo agridulce porque al principio estábamos contentos y emocionados, fuimos a comprar la pizza”, explicó Andrea. 

“Yo pensé que me iba a sentir satisfecha y contenta pero la verdad es que me quedo decepcionada porque no es mucho lo que puedo hacer, creía que iba a ser algo bien padre, me dio mucho gusto ayudar, pero al mismo tiempo me doy cuenta de que hay mucha necesidad y que esto no alcanza para todos los que lo necesitan”. 

Dijo que le gustaría que hubiera más personas que se sumaran. 

Por eso la finalidad de compartir el video, “que pudieran hacer algo así, entiendo que por el coronavirus nos da miedo salir, pero si puedes ayudar, qué mejor”. 

“Mi mamá siempre me ha enseñado que hay que ser humildes, tratar de ayudar a las personas, porque ahora sí que aplica el dicho que hay que hacer el bien sin mirar a quién”, manifestó.