Juárez

Día del Maestro

Video: Paciencia y corazón para niños especiales

Raúl Holguín brinda herramientas a sus alumnos invidentes para mejorar su desempeño académico

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

sábado, 15 mayo 2021 | 16:38

Omar Morales/ El Diario de Juárez

Ciudad Juárez.- La educación tiene la oportunidad de brindar herramientas para cambiar el mundo, para Raúl Holguín Legaspy, la enseñanza lo es todo, por lo que con paciencia y corazón, desde hace cuatro años ayuda a niños y jóvenes invidentes a mejorar su desempeño académico, a la par que instruye a maestros a mejorar sus técnicas didácticas para la atención de estudiantes especiales.

Originario de esta frontera y con 28 años de edad, “el profe Legaspy” es egresado de la carrera de Psicología Educativa por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), y desde hace tres años imparte clases de lectoescritura y lógico-matemática para niños en el Centro de Estudios para Invidentes A.C. (CEIAC).

“Empecé hace cuatro años a dedicarme a la educación especial; en la universidad mis prácticas fueron dando asesoría a niños con autismo, después me tocó un caso de un estudiante con síndrome de Down, hasta que después empecé a atender casos aquí en CEIAC, donde les enseño a los niños el sistema braille desde etapas tempranas”, comentó.

Desde uno de los salones de clases, Raúl nos comparte las complicaciones no sólo de ser maestro, sino de enseñar a niños y jóvenes invidentes a desarrollar habilidades para que cuenten con las mismas oportunidades que cualquier otro estudiante, sobre todo, en una ciudad donde existe todavía falta de empatía hacia grupos vulnerables.

Para este docente, sus conocimientos tanto en psicología como en educación, se han convertido en una herramienta valiosa para desenvolverse en enseñanza especial, donde los alumnos requieren de una atención más personalizada, y donde además, el aprendizaje se da de una manera más progresiva.

“Las enseñanzas que me han dejado mis alumnos son muchísimas, ellos no tienen idea que uno como maestro también va aprendiendo junto con ellos, vas creciendo con los estudiantes y se convierte en una experiencia muy bonita, porque en sí, la sociedad no es consciente de lo que una persona con discapacidad puede necesitar. Yo sé que no podemos cambiar el mundo, pero podemos darle a todos estos niños herramientas para que se adapten”, afirmó.

“Recibí capacitación en el modelo Montessori, que es muy sensorial y ahí está la clave, en involucrar todos los demás sentidos: el olfato, el tacto y el oído para poder aprovechar todo el potencial del estudiante” “Ver que estoy marcando una diferencia cuando otros simplemente se dan la vuelta, es algo que me llena de mucho orgullo” Raúl Holguín Legaspy Docente en el Centro de Estudios para Invidentes A.C.

Actualmente, Holguín Legaspy imparte clase a alrededor de 20 estudiantes, la mayoría de ellos de entre los siete y ocho años de edad, sin embargo, también apoya a jóvenes de secundaria y niños de preescolar. Además, Raúl comparte sus conocimientos con otros docentes, con la intención de que éstos cuenten con mejores métodos de enseñanza hacia alumnos especiales, principalmente en escuelas tradicionales.

Por otro lado, explica que a través de la Psicología Educativa ha podido tener un mayor control sobre cada caso de sus alumnos, ya que entre los retos más importantes que ha enfrentado se encuentra el brindar apoyo a estudiantes que además de presentar una discapacidad visual, sufren algún trastorno asociado como autismo o déficit de atención.

“Supongo que cada profesionista tiene su propio método para enseñar; en mi caso, recibí capacitación en el modelo Montessori, que es muy sensorial y ahí está la clave, en involucrar todos los demás sentidos: el olfato, el tacto y el oído para poder aprovechar todo el potencial del estudiante. Pero para eso es muy importante también contar con los conocimientos, con el talento y la paciencia”, dijo.

A pregunta expresa sobre qué necesita Juárez para mejorar su sistema educativo, Raúl explica que las diferentes universidades con carreras enfocadas a la educación, deben comenzar a replantearse sus programas, que si bien, la flexibilidad de sus materias permite implementar métodos eficientes, hace falta una oferta atractiva de posgrados y maestrías que permitan a los profesionistas también especializarse en enseñanza especial, con la intención de atender a una población “olvidada” por instancias gubernamentales.

Sin embargo, los retos para este maestro aún no terminan, ya que desde marzo del año pasado, la pandemia por Covid-19 lo obligó a adaptarse a nuevos modelos de enseñanza a través de plataformas en línea como Whatsapp, Zoom y Facebook Live, entre otras.

La educación a distancia es un modelo que en el último año ha sido utilizado por la mayoría de las escuelas en el estado de Chihuahua, con el motivo de que los estudiantes continúen desarrollando sus habilidades, aun durante la pandemia.

Para algunos, este método no ha sido efectivo del todo, ya que al no haber una interacción personal, la dinámica se vuelve “fría”, sin mencionar que algunos estudiantes, así como padres familia, han manifestado que los niveles de distracción de la escuela en casa son muy altos.

Pero no todo han sido puntos negativos, ya que esta forma de tomar las clases también ha permitido que padres de familia se involucren más en el proceso académico de sus hijos, que según Legaspy, los ha hecho más empáticos hacia los mismos maestros.

“A raíz de la pandemia nos tuvimos que adaptar, las sesiones las hacemos virtuales y eso ha cambiado varias cosas; por ejemplo, antes los papás no estaban tan involucrados en el desarrollo de los niños, pero ahora ya se pusieron en nuestros zapatos, ya vieron cómo es trabajar académicamente con sus hijos y que no es una tarea fácil. Se han vuelto también unos expertos y eso nos da mucho gusto porque han mostrado una empatía con los maestros y también han aprendido cómo ser más pacientes con sus hijos”, indicó.

Holguín Legaspy comparte que su más grande satisfacción como maestro, es que sus alumnos adquieran herramientas para salir adelante y tengan las mismas oportunidades que el resto de los ciudadanos. “Ver que estoy marcando una diferencia cuando otros simplemente se dan la vuelta, es algo que me llena de mucho orgullo”, puntualizó.

close
search