Juárez
En zona de Anapra

Video: 'Lástima que existe Derechos Humanos, si no aquí mismo les pegaba un tiro'

Centroamericanos narran que paramilitares los persiguieron, amagaron y golpearon

Cortesía / Un hombre uniformado apunta con su arma al grupo de hondureños

Staff
El Diario de Juárez

sábado, 27 marzo 2021 | 06:49

Un grupo de migrantes centroamericanos, entre los que se encontraba un niño de seis años, denunció que fueron perseguidos, golpeados y amenazados con un arma larga por un grupo de hombres vestidos con ropa militar, para impedir que ingresaran a Estados Unidos a través de los cerros que unen a Ciudad Juárez y Sunland Park, Nuevo México.

“Juan Pablo”, como pidió ser identificado el migrante de origen hondureño de 19 años de edad, compartió con El Diario un video en el que se observa a un hombre vestido con uniforme color verde olivo camuflado, quien corta cartucho y les apunta con su arma larga en medio del desierto.

“Nos golpearon, nos tiraron al piso, nos pegaron (…) el agente carga su arma y nos apunta y pone el tiro arriba, un agente no puede hacer eso”, aseguró.

De acuerdo con el centroamericano, el hecho ocurrió aproximadamente entre 5 y 6 de la tarde del jueves 24 de marzo en uno de los cerros de Anapra que llevan hacia Estados Unidos, por donde el grupo de seis hondureños, conformado por dos mujeres, un padre con su hijo de seis años y dos hombres más adultos, se toparon con los uniformados, quienes los persiguieron hasta alcanzarlos.

“Nosotros intentamos cruzar hacia Estados Unidos, la línea fronteriza. Nosotros ya estábamos detenidos, prácticamente cansados, ellos nos corretearon y ya estábamos ahí sentados, entonces nos tiraron al piso, nos golpearon, y yo pienso que no es justo”, relató.

“Cuando ellos nos salieron nosotros corrimos y ellos empezaron a seguirnos y cuando ellos nos lograron alcanzar eran seis agentes, nos golpearon, nos tiraron al suelo, nos pegaron patadas, nos dieron cachetadas. Abusan de su autoridad”, agregó.

El migrante aseguró que se trataba de elementos de la Guardia Nacional mexicana, por lo que confesó sentir miedo de denunciar ante Derechos Humanos o las autoridades por tentativa de homicidio, pero aseguró que decidió realizar la denuncia de manera anónima para evitar que esto vuelva a ocurrir con otros migrantes.

“Ellos son de la Guardia Nacional, incluso ellos nos bajaron hasta el S-Mart… Ellos estaban ahí en el cerro caminando; no pueden tratar a alguien así cuando estamos desarmados. El agente dijo que lástima que existía Derechos Humanos, que si no ahí mismo nos pegaba un tiro”, aseguró el hondureño.

Relató que eran seis hombres, pero cinco se bajaron del cerro para volver a su posición y uno se quedó para cuidarlos, mientras llegaban otros agentes para bajarlos a la calle principal de Anapra.

Dijo que mientras el hombre cortaba cartucho uno de los migrantes, quien estaba atrás de él, pudo grabar el video a sus espaldas.

“El vato estaba bien enojado, bien enojado, (nos decía) que si no existiera Derechos Humanos nos metía un plomazo. ¿Será que no tiene hijos ese cabrón?”, reclamó.

El niño “estaba todo miedoso”, mientras los migrantes a los que apuntaba “ya estaban rendidos”.

Después de bajarlos hasta Anapra “los agentes de la Guardia Nacional o del Ejército nos llevan ahí y nos entregan con Migración”. “Nos entregó hasta el Instituto Nacional de Migración, pero como tenemos un proceso, entonces ellos nos llevan ahí detenidos, revisan que todo esté bien, que todo esté en orden y ellos nos dan la salida… tenemos permiso de refugiados”.

 “Juan Pablo” dijo haber salido de su país debido a la violencia y a la falta de empleo, pero después de vivir en Tapachula, Chiapas y tener dificultades para conseguir trabajo, decidió cruzar a Estados Unidos como parte del grupo de migrantes.

“Pedimos a las autoridades mexicanas, a Derechos Humanos, a la Fiscalía del Estado, a todos, porque sinceramente estamos metidos en un problema. Y si esto sigue así vamos a presentarnos si es posible hasta Chihuahua”, señaló.

Agregó: “Lo estamos planeando, porque no tenemos ningún apoyo, no sabemos a quién acudir, no sabemos, pero sí lo vamos a investigar y vamos a llegar a fondo, porque cualquiera de nuestros compañeros o paisanos o vecinos de nuestro país pueden hasta perder la vida, ahí los matan y ni cuenta se da nadie. Son unos abusivos. Tenemos miedo… que nos apunten con un arma cargada da terror”.

El migrante también denunció que los hombres vestidos de militar suben hasta el lado estadounidense para detener a los migrantes a los que luego traen a Juárez.

“Le pedimos por favor a Derechos Humanos que nos ayude, porque cualquiera de nuestros compañeros puede perder la vida… yo sé que ellos aquí tienen el poder sinceramente, y yo creo que la palabra de ellos vale, porque nosotros somos migrantes y nos ven como si no valemos nada, como si somos un papel más que tiraron por ahí en un bote de basura, pero sinceramente tenemos valores; como personas todos somos humanos y todos merecemos el respeto. No es justo, imagínese nuestras familias”, denunció.

“Ellos tienen familia, su madre, su padre, hermanos; el día de mañana ellos no saben si se pueden aparecer en Estados Unidos, en España, en Honduras, en Guatemala… uno nunca sabe porque la vida da muchas vueltas. Y ese tipo que hace eso no debería de trabajar en el gobierno… porque están para cuidar, no para chingar a la gente”, señaló.

Hasta el cierre de esta edición la Guardia Nacional no había emitido una versión oficial sobre la declaración realiza en su contra por parte de los migrantes. (Staff / El Diario)

redaccion@redaccion.diario.com.mx