Juárez

Especial

Video: La pandemia no los detiene

En medio de la contingencia sanitaria, alumnos del ITCJ siguen desarrollando nuevas tecnologías

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

lunes, 24 mayo 2021 | 13:08

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | José Soto y Víctor Gerardo Viviano, del sexto semestre de Ingeniería Mecatrónica Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Alumnos destacados del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Cristian Hernández de Ingeniería en Sistemas y Jacqueline García de Administración Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Guillermo García e Inés Domínguez de Ingeniería Mecánica

A pesar de que las actividades en instituciones educativas se han visto afectadas debido a la pandemia de Covid-19, las clases a distancia no detuvieron el desarrollo de proyectos de los estudiantes del Instituto Tecnológico de Ciudad Juárez (ITCJ), que a través del Nodo de Creatividad para la Innovación Tecnológica y el Emprendimiento, han continuado con sus investigaciones para brindar no sólo a la industria, sino a diferentes sectores de la ciudad, una mayor competitividad.

Tal es el caso de Irving Feliciano Silva, quien a sus 21 años cursa el octavo semestre de la Ingeniería en Sistemas Computacionales y que además, ha representando no sólo al ITCJ, sino a México en competencias internacionales. Para este estudiante destacado, el poder poner el nombre de su institución y de Ciudad Juárez en alto es algo que lo llena de orgullo y satisfacción, pues “no cualquiera tiene la dicha”.

“Tengo competencias venideras, esperando a ver cómo avanza la situación de la pandemia; una de ellas es en Malasia, pero también tengo programadas algunas conferencias en España, Colombia, Argentina, Brasil y China, para explicar los diferentes proyectos que estamos desarrollando como polímeros de celoplástico, entre otros materiales que permitan un pavimento flexible”, dijo.

Irving refiere que aunque esta frontera se encuentra a la vanguardia en cuanto al tema de nuevas tecnologías, es importante que haya un mayor interés de los jóvenes para involucrarse en el desarrollo de proyectos, sobre todo, siendo esta ciudad una región manufacturera.

“Lo importante es qué tanta pasión puede ejercer una persona para motivar a otras para que la juventud se destaque en el ámbito científico; tenemos potencial, pero sí hace falta más interés para que haya más apoyo”, comentó.

Por otro lado, José Soto y Víctor Gerardo Viviano, del sexto semestre de Ingeniería Mecatrónica, nos comparten algunos de los proyectos en los que han venido trabajando en el nodo de innovación a pesar de la pandemia, uno de ellos, basado en una soldadora, la cual están reacondicionando para que pueda contar con sistema WiFi y pueda ser controlada a través de un dispositivo móvil, desarrollo que les ha tomado aproximadamente dos años.

Mientras que el segundo proyecto consiste en un controlador lógico programado, orientado a detectar fallas en distintas maquinarias y emitir una alerta o señal a los equipos encargados, entre otras funciones.

Ambos estudiantes han desarrollado habilidades en el área de Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial, pues aseguran que lo que se ve en clase no siempre es lo necesario para la industria, ya que en ocasiones, es necesario “aportar algo más”.

Estudiantes como Inés Domínguez y Guillermo García, del programa de Ingeniería Mecánica, se han enfocado al tema de impresión 3D, buscando soluciones a la industria maquiladora y ayudando a sus compañeros a capacitarse en esta área, compartiendo información y estructurando capacitaciones para forjar mejores ingenieros.

“Me siento muy orgullosa de pertenecer al Tec, aquí el área de 3D es muy interesante, algunos creen que es para imprimir sólo cosas muy pequeñas como llaveros, pero no, esto abarca mucho más, como piezas para maquinaria, prototipos, entre otros. Creo que el reto que tenemos como estudiantes es la falta de capacitación que hay en algunas empresas, a veces nos cierran las puertas por ser estudiantes, cuando somos mucho más capaces de lo que se imaginan”, comentó Inés.

“El reto siempre va a ser la experiencia, porque como estudiantes necesitamos de esa experiencia para sobresalir allá afuera, pero algo que no hacen es darnos esa facilidad, lo bueno es que en el nodo nos preparan para afrontar los problemas que pudieran presentarse en el mundo laboral”, agregó Guillermo.

Para alumnos como Alejandra Ibarra, Damián Silva y Abraham Joob González, del octavo semestre de Ingeniería Electromecánica, ser estudiantes del ITCJ ha sido una experiencia muy agradable, pues ha sido un centro importante para su formación profesional, vinculándose no sólo con compañeros de otras áreas, sino con empresas.

“Yo venía aquí desde los nueve años a cursos de electrónica y aquí fue donde se formó mi mente de ingeniero; ahorita soy integrante nueva del nodo, y junto con mis compañeros me estoy enfocando al desarrollo e impresión de un proyecto para una máquina de plásticos. Debido a la pandemia, en estos momentos el proceso lo llevamos de manera cibernética, esperando que pronto lo podamos realizar de forma presencial y poder implementarlo en la industria”, comentó.

Para Damián, el reto de los estudiantes de Juárez es la falta de oportunidades para adquirir mayor experiencia y que ésta permita que las empresas se muestren más interesados en ellos. 

En tanto que para Abraham, originario del Estado de México, pero juarense por adopción, la pandemia también ha representando una barrera a vencer, pues el estudiar desde casa y a través de un dispositivo electrónico dificulta la interacción entre compañeros.

Estos jóvenes aseguran que a pesar de que no siempre hay oportunidades, en Ciudad Juárez existe también mucho apoyo para la cuestión tecnológica, ya que cada vez más, las empresas han decidido impulsar a los estudiantes en el desarrollo de nuevos proyectos. 

Otro de los prototipos que desde el nodo de innovación se ha venido desarrollando es la creación de un invernadero inteligente, que permita el crecimiento de plántulas y posteriormente diferente flora que pueda ser utilizada en el campus dos del ITCJ.

Los alumnos de Ingeniería Industrial, Jorge Alejandro Santiago, Israel Pérez, Jorge Ibáñez y Ana Muñoz, nos comparten que este proyecto requirió de un trabajo previo de aproximadamente año y medio, para posteriormente ser incluido al nodo.

Asimismo, Jaqueline García Sotelo, del décimo semestre de la carrera de Administración, cuenta cómo su experiencia como estudiante del Tec le ha abierto las puertas para colaborar con BRP en esta ciudad.

“Me siento orgullosa de ser ‘Liebre’, en el nodo inicié haciendo servicio social para coordinar al personal, hacer negociaciones con las maquiladoras y que confiaran en nosotros como estudiantes, definitivamente me abrió la visión de que hay industrias comprometidas con la educación”, dijo.

Mientras que para Cristian Hernández Moreno, de Ingeniería de Sistemas Computacionales, el nodo del ITCJ le ha ayudado mucho a desarrollarse como profesional, con ayuda del profesor Mario Macario Ruiz.

“Pienso que como estudiantes, tenemos que ser buenas personas, aprender y aplicar ese conocimiento para mejorar la ciudad, porque de qué sirve estudiar una supercarrera si luego te dedicas a robar u otras cosas… aquí hay muchos proyectos que buscan hacer de Juárez un lugar mejor”, concluyó. 

elara@redaccion.diario.com.mx

close
search