Juárez
Entrevista

Video: Juan Carlos Loera, un candidato ‘de contraste’

Abanderado de Morena critica mal manejo financiero de la deuda pública

Omar Morales / El Diario de Juárez / El abanderado morenista estudió Ingeniería Electromecánica en el ITCJ y realizó estudios de maestría en Ingeniería Ambiental en la UACJ

Javier Olmos
El Diario de Juárez

jueves, 25 marzo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Como un candidato de contraste entre sus siete contendientes, es como se define el abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia hacia la contienda por la gubernatura, Juan Carlos Loera de la Rosa, a un par de semanas de que inicien las campañas.

Asegura que reúne todas las características: “Desde mi origen de las colonias populares, mi formación profesional y académica, en lo que he trabajado y cómo llegué yo a la política”. El aspirante a gobernador por Morena, el PT y Nueva Alianza ha recorrido prácticamente todo el estado, afirma.

En una entrevista con El Diario, hace una crítica al desorden en que tiene la ciudad el Gobierno del Estado con el BRT y los “puentes enanos” en el suroriente, al mal manejo financiero que sube la deuda pública a los 60 mil millones de pesos, y pide a los demás candidatas y candidatos rendir cuentas ante la justicia si se les requiere.

De entrada se dice estar contento y optimista porque hay condiciones muy favorables para ya sacar al PAN y al PRI de Chihuahua. A ello le atribuye que “hay una organización territorial en Morena que no tiene precedentes, porque no únicamente se mantiene la estructura conformada durante el 2016, el 2017 y el 2018”.

El también coordinador estatal por la Defensa de la 4T en Chihuahua tiene tres hijos: Esteban, de 31 años; Emilio, de 25 y Ezequiel, de 18. Nació y creció en Ciudad Juárez, estudió Ingeniería Electromecánica en el ITCJ y realizó estudios de maestría en Ingeniería Ambiental en la UACJ.

En su casa de campaña, mientras su primer círculo lo ve y escucha detrás de cámaras, el abanderado morenista habla del proceso de las intercampañas, y de la estructura que asegura está fuerte.

–El Diario (ED) : ¿Cómo van las intercampañas? Está recorriendo todo el estado...

–Juan Carlos Loera (JC): Muy contento, muy optimista porque hay condiciones muy pero muy favorables para ya sacar al PAN y al PRI del Gobierno del Estado y de la mayoría de los municipios y las diputaciones locales.

Ahora se agrega un número muy importante de los comités de defensa de la Cuarta Transformación que se han venido construyendo casa por casa como una labor partidista.Enfrentamos esta campaña con una gran organización territorial y de defensa. Soy el único. No hay paralelo, no hay otro candidato o candidata que conozca tan bien el estado, eso lo puedo asegurar a ciencia cierta, y que los demás candidatos no lo conocen.

El candidato asegura que ha recibido las mejores ideas y enseñanzas para construir entre todos un plan de gobierno. “La necesidad más sentida el olvido del gobierno del PAN”, incluso en los municipios panistas donde ha encontrado que ni siquiera los presidentes van a las comunidades, “ni siquiera ellos mismos conocen su territorio”.

También señala: “Hay un olvido permanente, ancestral ya, en la mayor parte del territorio chihuahuense; yo diría que incluso en las ciudades grandes como Juárez y Chihuahua hay una ausencia del Gobierno estatal del PAN, incluso en la ciudad de Chihuahua donde hay una careta de modernidad, pero en el fondo, donde vive la mayoría de la gente, hay olvido: no hay servicios públicos eficientes, no hay vigilancia policiaca…”.

–ED: Usted hasta hace poco entregó personalmente muchos apoyos como delegado, ¿esto le representa un plus?, ¿le beneficia?

–JC: El hecho concreto de estar personalmente con la gente, desempeñando mi trabajo como delegado, no. Lo que pasa es que hice el trabajo de manera diferente a como lo hacían los anteriores funcionarios federales, que estaban sentados en una oficina lujosa, con todas las comodidades, y por indicaciones del presidente López Obrador salimos al territorio a atender a la gente. La ventaja que me da es que conozco mejor las necesidades y a la gente. Por eso está desvinculado a la labor precisa que estábamos haciendo, más bien hay conocimiento, pues, de que soy una persona responsable.

–ED: ¿Cómo se ve usted frente a los candidatos de los otros partidos?

–JC: Diferente. Muy diferente, con un gran contraste, porque son las características en todos los sentidos, desde mi origen de las colonias populares, mi formación profesional, académica, en lo que he trabajado, cómo llego yo a la política.

Es muy diferente a los demás. En primer lugar fui educado en escuelas públicas toda mi vida. Soy de aquí, de Ciudad Juárez, de la colonia El Barreal. Soy el único de todos los que están en la palestra que he trabajado en la maquiladora, soy el único que he sido migrante; los paisanos migrantes aportan una cantidad muy importante y relevante a la economía del estado. Hay muchos migrantes chihuahuenses y yo soy uno de ellos.

Conozco muy bien el comercio exterior, yo me metí a la política sin recibir un sueldo, sin haber sido moldeado de manera artificial para ser gobernador; yo me metí a ayudar a López Obrador porque estoy plenamente convencido de que significa un proyecto de democracia, de justicia. Y me incorporé en un momento muy difícil que fue en 2012, en contra de las desigualdades y la pobreza. Construimos un movimiento que en aquel tiempo era muy difícil, estábamos cuesta arriba, no llegué con un cargo sino desde abajo, es lo más contrastante con los demás candidatos.

–ED: ¿Cómo ve el actual Gobierno de Chihuahua?

–JC: El Gobierno de Chihuahua le queda a deber muchísimo, no se cumplieron las expectativas, no cumplió con las promesas. ¿Qué se puede esperar de un gobierno del PAN por su manera de conducirse desde el gobierno de Vicente Fox, las presidencias municipales que tuvimos en Juárez a principios de este siglo y a finales de los noventas?, pues fueron un fracaso, nunca pensaron en la gente sino en los negocios y las cuestiones materiales. Nunca se fijaron en los pequeños comerciantes.

–ED: ¿Y los proyectos que tienen muy inconformes a los ciudadanos? El BRT 2, el corredor multimodal, la ciclovía...

–JC: Se pueden hacer cambios, se pueden mejorar, no puedo dar detalles porque estamos en intercampañas. Pero si ni siquiera consultaron, si ni siquiera le preguntaron a la gente, a los empresarios, a los comerciantes, a los transportistas, no los incluyeron en este proyecto tan importante. Hubiera sido una gran oportunidad para mejorar la vida de los chihuahuenses.

No estoy seguro de que los que diseñaron la ruta hayan sido usuarios de transporte público o hayan conocido la dinámica comercial de la ciudad, de las tiendas, de los centros comerciales, de quienes generan la economía, y que están cerca de la ruta troncal. A mí me parece que son ajenos totalmente. Es más, me atrevería decir que no son de Juárez los que diseñaron esto.

–ED: ¿La ciclovía es apta?

–JC: No es nada más llegar y poner unos plásticos. Se tiene que consultar a las personas que se transportan a través de la bicicleta. Hay una gran cantidad de juarenses que usan la bicicleta, y si hubiera condiciones buenas, habría mucho más que usaran este medio de transporte. A mí me parece que son llamaradas de petate, que son obras hechas al vapor al final de gobierno que no se consultaron.

Tengo una gran cantidad de amigos ciclistas y personas que se transportan y no lo hacen necesariamente por hobby, y yo no conozco a ninguno que me haya comentado que los tomaron en cuenta, que les preguntaron.

–ED: En el tema de la deuda, que rebasa los 60 mil millones, ¿cómo ve el manejo financiero del Gobierno del Estado?

–JC: Estábamos mejor cuando estábamos peor, porque, si bien se bajó el ritmo del crecimiento de la deuda, que era insostenible cuando estaba César Duarte, hubo un crecimiento en el monto total de la deuda y hay otros aspectos que no son tomados en cuenta, como el endeudamiento, la manera en cómo empeñaron durante 25 años los ingresos de los puentes fronterizos.

Y aquí tampoco hubo consultas para ver qué piensan los juarenses, me parece que es muy irresponsable empeñar los ingresos de gobiernos posteriores.

Loera aseguró que el primer paso para solucionar el problema financiero del Estado es implementar un gobierno austero, y después buscar esquemas para poder darle solvencia. “Pero antes de la solvencia económica, y antes de buscar ese tipo de reestructuras o refinanciamientos, tiene que haber solvencia moral de quienes manejan el dinero”.

Sobre Morena, el proceso interno que enfrentó para la designación de candidatos a cargos locales en el estado, asegura que el partido tiene una diversidad que apunta al respaldo popular hacia el presidente, a pesar de que van dos años de gobierno intervenidos, al menos a la mitad, por una pandemia.

–ED: ¿Y hay proyecto en común a pesar de las diferencias con algunos actores?

–JC: “Hay obviamente coincidencias como el respaldo al presidente, como lo ha dicho Andrés Manuel, que ha dicho muy claro que responde por su hijo el más chico, y es lo mismo que yo respondo.

“Confío desde luego porque también hay cuerpo de candidatos a regidores a la Sindicatura, los diputados locales que fortalecen todo. No hay campañas unipersonales, ni siquiera la del gobernador. Aquí lo más importante es mantener mayoría en Cámara de Diputados, en la de gobernador que es una campaña paraguas, y las candidaturas a las presidencias municipales”.

“No únicamente con presidentes municipales sino también con los otros partidos. Cuando eso ocurra ya el gobernador no tiene partido político, tiene que compartir los proyectos en común con todos, y que ellos hagan lo mismo, que asuman la responsabilidad como gobernantes, que dejen atrás el tema partidista, y gobiernen para todos los chihuahuenses”.

‘Que rindan cuentas’

El fundador de Morena hizo al final un llamado a todos los que son candidatos ya registrados, “de todos los partidos, que nos conduzcamos con honestidad, con honradez, con humildad, que no se entre en juegos perversos de la política, de la marrullería”.

“Que se enfrente siempre con la verdad, con transparencia; que quienes sean llamados a rendir cuentas ante la justicia o ante la misma ciudadanía, lo hagan sin acciones leguleyas, sin diferir, sin rodear al sistema judicial, porque si somos parte de la vida pública, tenemos que estar totalmente transparentes en nuestro pasado y nuestro presente, lo que tenemos, lo que poseemos, cómo hemos tenido nuestro patrimonio y el de nuestros hijos también”.

jolmos@redaccion.diario.com.mx