Juárez

Víctimas de masacre fueron amenazadas

Un día antes del multihomicidio, hablaron al número de Emergencia 911, ya que un vecino les dijo que los iba a matar

Staff / El Diario de Juárez
Staff / El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

martes, 19 mayo 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Una familia –cuatro adultos y dos menores de edad– fue masacrada la tarde del domingo pasado en el interior de una humilde vivienda, enclavada en una zona de extrema pobreza de Ciudad Juárez. 

Con este hecho, aumentó a 75 el número de personas asesinadas en los días trascurridos en mayo y a 644 en lo que va de 2020.

La matanza se registró cerca de las 6:00 de la tarde en una casa ubicada en la calle Caballos en la colonia Ampliación Felipe Ángeles, a donde se llega después de pasar por un arroyo seco –lleno de basura– y unas cuantas calles de terracería.

Investigadores cercanos al caso señalaron que un día antes del multihomicidio las víctimas reportaron al número de emergencia 911 que habían recibido amenazas de muerte de un vecino, quien ayer fue buscado por agentes ministeriales, pero el inmueble ya estaba deshabitado.

Los cordones rojos que utilizan los agentes ministeriales para delimitar la escena del crimen fueron retirados, ayer sólo quedaban retazos y tras pasar la malla ciclónica, así como un cuarto de bloque que delimita la propiedad con la calle, se observó una vivienda conformada por varias habitaciones y varias entradas. 

En un cuarto ubicado al fondo de un pasillo, junto a una pequeña mesa, un viejo trastero y un refrigerador, quedó un gran charco de sangre. Ayer las moscas estaban pegadas a esa mancha hemática y un fétido olor inundaba el espacio. 

Al caminar hacia la entrada, había un solitario perro resguardando otros tres cuartos. En el primero estaba colgado un cuadro con la imagen de la Virgen de Guadalupe, había un televisor antiguo, un sillón con un abanico encima y una huella de sangre que llevaba a otra recámara, donde quedaron dos manchas más.

Esos restos hemáticos estaban a un lado de una cama y de varios pares de zapatos y cerca de una repisa donde quedó una botella de dos litros de refresco y un frasco conteniendo alcohol.

Los vecinos que vivían enfrente se fueron del lugar y los otros residentes ayer permanecían encerrados. Nadie aceptó hablar de la matanza, salvo el abuelo de dos de las víctimas, quien vive a varias cuadras de distancia.

“Hay que ser fuerte, ¿qué me gano con llorar?, que Dios los ayude y los perdone, y que Dios nos cuide. ¿Qué más podemos hacer? Ellos trabajaban, la muchacha en la maquila, el muchacho en un yonque, el marido de mi nuera en la obra, ella también laboraba en una maquila”, expresó el sexagenario que mitigaba el calor manteniendo su camisa desabotonada. 

El hombre identificó a tres de las víctimas, dijo que se trata de sus nietos Miguel y Nancy García, de 17 y 19 años, y de su exnuera y madre de las otras dos víctimas, de quien sólo pudo recordar el nombre de pila, Cruz, de 42 años.

Además, extraoficialmente se identificó a uno de los asesinados como Julio César Garay Flores, de 39 años, pareja de Cruz. La única persona identificada oficialmente es Susana Guadalupe Gaytán Vital, de 14 años, quien sufrió lesiones en la cabeza y murió en el Hospital de la Familiar. Se desconoce el nombre de la sexta víctima. 

redaccion@redaccion.diario.com.mx