Juárez

Veteranos deportados recuerdan a compañeros

A unos metros del país por el que lucharon y fueron a guerras como la de Vietnam, Irak o el Golfo Pérsico, celebran el Memorial Day

Hérika Martínez Prado / El Diario / Excombatientes participaron en una ceremonia en el puente Libre

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

martes, 01 junio 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Frente a la bandera de Estados Unidos y las de las diferentes áreas de sus fuerzas armadas, integrantes de la Casa de Apoyo a Veteranos Deportados Juárez (también conocida como “Búnker Juárez”) rindieron ayer un homenaje a sus compañeros caídos en ambos lados de la frontera.

A unos metros del país por el que lucharon y fueron a guerras como la de Vietnam, Irak o el Golfo Pérsico, los veteranos, que se agruparon en esta frontera en abril de 2017, celebraron el Memorial Day junto a la fila de carros del puente internacional Córdova-De las Américas.

“Hoy recordaremos a los soldados caídos, son muchos los muertos que han habido por las guerras, pero especialmente a quienes han muerto aquí, en México, por falta de atención médica”, dijo Francisco López Moreno, director y fundador de la agrupación que suma a 24 personas.

Después de ir a Vietnam, el veterano originario de Torreón, Coahuila fue deportado en 2003 por Ciudad Juárez, y decidió quedarse a vivir en esta frontera, desde donde espera que Biden cumpla sus promesas de campaña de permitirles regresar al país por el que estuvieron dispuestos a dar la vida.

López Moreno, de 76 años, desea volver a Estados Unidos para ir al cementerio a visitar la tumba de su mamá, quien murió hace nueve años en Texas, donde viven también sus cinco hijos, a quienes tiene 17 años sin ver.

“En Juárez Búnker lo que hacemos es darles apoyo a todos los veteranos deportados, ya sea para que obtengan su pensión militar o para que se puedan quedar ahí en el Búnker como un refugio para ellos”, explicó.

“Panchito”, como le llaman sus compañeros, también recordó que el presidente Joe Biden les prometió en campaña regresarlos al país por el que estuvieron dispuestos a perder la vida.

“Ya necesitamos estar con nuestras familias, estamos luchando y no vamos a dejar de luchar hasta que se haga justicia, porque merecemos estar en los Estados Unidos, especialmente necesitamos atención médica”, destacó.

Iván Ocón cruzó de niño la frontera junto a su mamá, quien buscaba una mejor vida para ambos. A los 19 años, ya con la residencia estadounidense, decidió ingresar al ejército para defender el país en el que vivía, por lo que en 2003 fue asignado a cuidar la frontera de Irak en Jordania, durante la “Operation Iraqi Freedom” u Operación Libertad Iraquí. Sin embargo, en 2016 fue deportado a Ciudad Juárez, en donde dirige junto con Panchito el Búnker Juárez.

“Ahorita a la mayoría de nosotros, que tenemos casos federales, lo único que nos puede regresar es un perdón del presidente Biden, o muertos”, apuntó.

Por ello, el juarense de 44 años le recordó también al presidente que ellos siguen luchando por ingresar al vecino país, lejos de sus familias.

El Búnker Juárez cuenta con 24 veteranos registrados, pero sus integrantes tienen conocimiento de que existen en la ciudad al menos una docena más que no se les han unido, dijo Ocón, quien hace 15 años no ve a su hija, quien este mes cumplirá 18 años y se graduará de high school, narró tras rendir honores a sus compañeros caídos.

Al verlos, una mujer estadounidense que conducía su camioneta hacia El Paso por el puente Libre bajó su ventana para aplaudirles y agradecerles por defender a su país.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx