Vecinos temen hundimiento

Tuberías expuestas y calles sin pavimentar son otras de las preocupaciones de los habitantes de la colonia Rancho Anapra, tras reparación de fuga de agua

Verónica Domínguez/
El Diario
miércoles, 11 septiembre 2019 | 06:00
Omar Morales |

Luego de los trabajos de reparación que se realizaron en junio, en la calle Sardina de la colonia Rancho Anapra, debido al hundimiento que causó una fuga de agua, habitantes reportaron estar preocupados porque las tuberías de drenaje que colocaron tienen poca altura bajo el nivel de suelo, la calle está sin pavimentar, por lo que temen que vuelva a colapsar.

 Además aún tienen problemas por la baja presión del agua y una tubería de agua potable en la calle Carpa se encuentra expuesta.

De acuerdo con los entrevistados, durante los últimos seis años han sido tres ocasiones que han tenido problemas de hundimientos en la calle Sardina. 

“Mi casa se quedó volando después de que vino la Junta de Agua para hacer reparaciones, porque me dejaron de un lado hueco, manifestó María Patricia Lozano.

Mencionó que desde que se presentó el último hundimiento su casa vibra debido a que tuvieron que volver a rellenar de tierra el hueco que dejó la grieta, pero su vivienda está afectada.

En esa ocasión la fuga generó un hundimiento de aproximadamente 100 metros de largo en la calle Carpa, desde las calles Salmonete hasta Sardina.

Lozano agregó que ya se encuentra reuniendo firmas con los vecinos para solicitar que se les pavimente la calle.

En la calle Sardina se puede observar que el nivel del piso quedó aproximadamente un metro más abajo después de que sucedió el hundimiento.

Silvia Villalobos, quien tiene viviendo 20 años en esa colonia, comentó que necesitan pavimento porque la tierra de esa calle está suelta y es una zona por donde pasan camiones de transporte público.

“Ya fueron tres veces las que ha pasado que se abra aquí, la tierra está muy suelta, pasan los camiones y como la tubería está muy arriba hay un riesgo de que vuelva a quebrar los tubos del drenaje”, refirió Villalobos.

Villalobos dijo que además de que tienen presión baja de agua, la poca que les llega no les sirve para tomar y añadió que es injusto que se les cobre más de 500 pesos en el recibo aunque tengan un mal servicio.

En la calle Carpa no tienen servicio de drenaje y también la presión del agua es muy baja.

“Me salió 591pesos del mes pasado, le bajaron un poquito, y nomas somos mi esposo y yo, realmente yo no tuve agua por un mes, yo iba con mi hijo a bañarme porque ellos viven en zona baja y mire lo que me están cobrando”, Alberta Castillo.

En esa misma calle también se encuentra una tubería expuesta de agua potable, pero cuando ha subido la presión sutura de un orificio.

Castillo mencionó que es un peligro que la tubería está por encima del piso porque hay un riesgo de que un vehículo la dañe como sucedió el pasado mes de junio. 

Corazón Díaz, portavoz de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS), informó que se reportó al personal la fuga de la tubería, quienes repararon la fuga.

 [email protected]