Juárez

Van al rescate del ‘Ojo de Orozco’

Ciudadanos y empresarios locales limpian histórico peñasco testigo de la Revolución Mexicana y la Toma de Ciudad Juárez en 1911

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 13 septiembre 2021 | 13:11

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | El grupo limpia al pie de la piedra cerca de la Casa de Adobe Cortesía | Fotografía tomada en 1911 por el fotógrafo D.W. Hoffman

Con el fin de resguardar la historia de Juárez, un grupo de ciudadanos y empresarios locales buscan rescatar el “Ojo de Orozco”, un peñasco que durante el campamento maderista en la Casa de Adobe, previo a la Toma de Ciudad Juárez en 1911, fue testigo desde los límites con Estados Unidos del paso y vigilancia del ejército revolucionario bajo las órdenes del general Pascual Orozco.

“Había la necesidad de rescatar un lugar histórico que ha estado abandonado por siempre, y la intención es la recuperación de esta piedra simbólica, de la que se tienen evidencias de tiempos de la Revolución”, informó Antonio León, un trabajador de maquiladora, quien es apoyado por la empresa Aidmaster Engineering de México S.A. de C.V., y el club de motociclistas Gavilleros, en la limpieza del histórico peñasco de donde han retirado hierba, escombro e incluso animales muertos. 

Dijo que el proyecto comenzó hace cerca de seis meses, con la gestión de los permisos ante la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), por lo que durante los fines de semana han acudido al rescate del lugar, cuya piedra de aproximadamente 4 metros de altura, proviene de la era mesozoica, según estudios. 

“Me gusta mucho venir a la Casa de Adobe, me gusta mucho la historia de la Revolución y estoy enamorado de Ciudad Juárez. Soy de Ensenada, Baja California, pero tengo 20 años en Juárez y pretendo quedarme aquí el resto de mi vida. Y hay que aportar algo también a la ciudad que nos da cabida, en donde trabajamos y en donde tenemos a nuestra familia”, relató el coordinador del proyecto de rescate. 

El historiador Daniel García destacó que existen dos imágenes del peñasco, tomadas en 1911 por el fotógrafo D.W. Hoffman, las cuales se encuentran digitalizadas en los archivos de colecciones especiales de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP). En una de las cuales se observa a 10 revolucionarios sobre la roca y a otros 5 descansando a la sombra. 

“Debido a la complexión y al estilo de sombrero de ‘cuatro piedras’ de la persona que se encuentra en la extrema derecha, es que algunos cronistas locales afirman que puede tratarse de Pascual Orozco”; aunado a esto, “el peñasco que tiene una altura aproximada de 4 metros tiene como característica una fisura al centro que tiene la forma de un ojo”, relató el historiador sobre el llamado “Ojo de Orozco”. 

La otra toma aparece en el libro del historiador David Dorado Romo, “Historias desconocidas de la Revolución Mexicana en El Paso y Ciudad Juárez”, publicado en México por Ediciones Era en el año 2017; en ella se aprecia a ocho revolucionarios sobre el peñasco y a cuatro más a la sombra. 

“Cabe destacar que en esta foto no se aprecia el que se asume pudiera ser Pascual Orozco”, indicó el historiador. 

Si bien no puede comprobarse el hecho de que Pascual Orozco utilizara dicho espacio personalmente para labores de vigilancia como los cronistas locales han difundido, es el único vestigio que persiste en el paso del tiempo y fue testigo y escenario del paso del ejército revolucionario que realizó la Toma de Juárez en 1911, de ahí la importancia simbólica de recuperar y proteger esta huella material de la Revolución Mexicana, destacó García. 

El llamado “Ojo de Orozco” se encuentra a unos metros del Museo Casa de Adobe, una reconstrucción realizada en 2011 de lo que fuera el Palacio de Gobierno provisional de la Revolución Mexicana, ya que Francisco I. Madero despachó desde ahí entre abril y mayo de 1911, previo a la Toma de Ciudad Juárez; hecho que 100 años después le dio a esta ciudad el nombre oficial de Heroica Ciudad Juárez.

close
search