Juárez

Van 14 secuestros contra indocumentados

Existe un vínculo con la delincuencia organizada que opera en el Valle de Juárez y Anapra

Tomada de internet

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

viernes, 26 marzo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Durante el último año se han documentado al menos 14 denuncias de secuestro en contra de personas migrantes, cometidos por los grupos de coyotes a quienes contratan para cruzarlos de manera ilegal a los Estados Unidos, dio a conocer la Mesa de Seguridad y Justicia.

A su vez, el fiscal de distrito en la Zona Norte, Jorge Nava López, refirió que mes a mes hay personas rescatadas y presuntos delincuentes detenidos por esta nueva modalidad de delito.

“Ahora tenemos este fenómeno delictivo en el que estamos muy preocupados y ocupados para poderlo resolver, en donde personas migrantes que han llegado a Ciudad Juárez y han contratado personas para que de manera ilegal los trasladen a Estados Unidos, se han puesto en estos entornos de vulnerabilidad y las personas que los tienen bajo su resguardo han decidido hacer llamadas telefónicas a sus familiares en EU para obtener otra cantidad de dinero además de la que ya se había pactado”, mencionó.

Dijo que, al estar retenidos en contra de su voluntad y al solicitar dinero las personas que los resguardan, se actualiza la hipótesis de secuestro agravado y no de secuestro extorsivo como ocurría con empresarios.

“No se trata de una actividad de secuestro extorsivo, es decir, no son víctimas que hayan sido estudiadas, no son ciudadanos de Ciudad Juárez a los que hayan estudiado, a los que hayan seguido y por los que se haya cobrado una cantidad de dinero… está en una línea muy delgada, sin embargo, son hechos que se constituyen de manera muy práctica en ese tipo penal de secuestro agravado y pueden ser imputados por ese delito, incluso sentenciados”, explicó. 

Mencionó que la mayoría de las víctimas son extranjeras o del centro y sur del país.

En cuanto a los responsables, comentó que se ha notado un vínculo con personas de la delincuencia organizada que operan principalmente en el Valle de Juárez y en la zona de Anapra.

Por su parte, Guillermo Asiain, coordinador de la Mesa de Seguridad y Justicia, dijo que, de acuerdo con las gráficas con las que cuentan, a partir de febrero de 2020 se empezaron a registrar este tipo de casos, dos un mes, uno otro mes, y así sucesivamente hasta llegar a 14 casos a febrero del 2021.

Agregó que, debido a la gravedad del problema, la Mesa de Seguridad ha pedido apoyo a organizaciones internacionales que apoyan a migrantes, las cuales han confirmado esta situación.

“Ya cuando se llega a denuncia significa que hay un problema fuerte porque no todo lo que se presenta se denuncia”, refirió.

Destacó que entre el 60 y el 65 por ciento de los casos han contado con presuntos responsables detenidos.

Leo, Daniel y Diego 

Uno de los casos que causó impacto en la comunidad ocurrió el 4 de noviembre de 2020, cuando tres hombres originarios de la ciudad de Chihuahua, quienes eran aspirantes a indocumentados, fueron rescatados luego de que permanecieron secuestrados durante una semana.

Los presuntos secuestradores fueron detenidos tras un enfrentamiento a balazos con elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI). Ya tenían varias semanas operando en el Valle de Juárez, secuestrando a migrantes a quienes golpeaban para exigir dinero a sus familias.

Los investigadores ubicaron unas casas abandonadas de Praxedis G. Guerrero donde los delincuentes metían a quienes eran “levantados” en las cercanías de Caseta, para después pedir dinero a las familias, con la finalidad de dejarlos libres.

Se montó un operativo para rescatar a Leo, Daniel y Diego, dos hermanos y su amigo, quienes tenían una semana secuestrados, lo que detonó una balacera.

Los delincuentes al ver la presencia de la Policía dispararon con armas largas y los investigadores repelerían la agresión, logrando abatir a uno de ellos y detener a cinco hombres, a quienes les aseguraron seis armas largas y tres cortas, además de tres vehículos, informó el fiscal Nava.

La FGE tenía conocimiento de que esa banda de secuestradores tenía al menos dos meses operando en el Valle y por ello se les consignó ante el Ministerio Público por los delitos de secuestro con penalidad agravada y homicidio en grado de tentativa, según se informó.