Usan ‘Uber foráneo’ para traficar armas y droga

Trasladan a personas entre Juárez y Chihuahua pero van ‘cargados’, detecta Policía Federal

Staff
El Diario de Juárez
lunes, 15 abril 2019 | 06:00
Tomada de internet

Ciudad Juárez— La Policía Federal ha detectado personas armadas y droga a bordo de vehículos particulares que operan como “Uber” para viajes entre Juárez y Chihuahua.

Este servicio opera fuera de la ley y es difícil detectarlo porque no hay denuncias de los que se trasladan así, pues aunque resulta arriesgado, es más económico (250 pesos) que viajar en autobús, donde un boleto puede llegar a costar 670 pesos.

El Diario documentó la experiencia de un usuario que contrató este servicio vía Facebook; el viajero narró cómo otro cliente sacó un arma larga en pleno viaje y sin reparo la accionó en diversas ocasiones por la ventana.

“Íbamos tres personas más el conductor. Pasando Villa Ahumada el copiloto nos pregunta que si queremos ruido; al escuchar un ‘sí’ abre su mochila, saca un arma larga, la desdobla y se pone a disparar por la ventana”, relató el ususario, quien por cuestiones de seguridad pidió ser identificado sólo como Alejandro.


Consumen drogas en viajes de ‘Ubers foráneos’

Las solicitudes de ese servicio no regulado por las autoridades empezaron a repuntar hace dos años, de acuerdo con clientes de este servicio.

En la red social surgió el grupo “Profes y No Profes Viajeros” a través del que cibernautas que necesitan viajar a la capital o viceversa, ofrecen lugares disponibles en sus vehículos por costos de hasta 250 pesos.

“Como se hizo de cierta manera muy famoso, hubo gente que empezó a comprar carros nuevos y a contratar choferes para dar el servicio todos los días”, relata otro usuario que también se reserva el nombre.

En el grupo hay diversas invitaciones, como la que hace Víctor Mendoza, quien el 12 de abril ofrecía salidas Chihuahua-Juárez y viceversa en diversos horarios.

“Agenda con tiempo. Servicio de Paquetería. Viaje cómodo y seguro”, presume, además de proporcionar su número de teléfono.

De acuerdo con “Alejandro”, él contrató el servicio después de buscar en el grupo de “Profes y No Profes Viajeros Oficial”. Contactó una mujer –de la que se reservó el nombre– quien lo citó en el estacionamiento del centro comercial Plaza Juárez Mall.

“Al llegar le marqué y me dijo que mi carro venía llegando. Me subí y el conductor me dijo que me llevaría a la glorieta del kilómetro 20 en donde me iba a subir a otro carro porque había una señora que no quería irse con dos clientes que estaban esperando y se veían muy sospechosos”.

“Me fui yo con ellos y todo iba bien, todos callados, hasta que llegamos a Villa Ahumada y comimos; saliendo de Villa Ahumada el copiloto nos preguntó que si queríamos ruido”, relató.

Dijo que este hombre se identificó como un agente de la policía estatal. “Después de guardar las armas, sacó (droga) cristal y la compartió con los otros dos de atrás”, contó. 

Durante el trayecto los viajeros iban consumiendo droga y para evitar la vigilancia, el chofer rodeaba las casetas de pago.

Tras horas de tensión finalmente Alejandro llegó a su destino, sin embargo, tras la experiencia, optó por regresar a Juárez en un camión.

Aseguró además que descarta volver a viajar en este tipo de “Uber”.


Los reportes

Un reporte de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz indica que el jueves pasado, dos hombres fueron detenidos por agentes federales luego de una revisión a la altura del Kilómetro 331.

A bordo de un vehículo Uber, los detenidos que de acuerdo con el reporte tienen diversos antecedentes policiacos, llevaban una pistola marca Smith Wesson calibre .40 y un cargador abastecido con 15 cartuchos expansivos útiles.

“Cuentan con antecedentes policiacos y señalaron que se dedicaban al robo con violencia a comercio y casa habitación”, señala el comunicado.

El dato establece que los tres, tanto las personas armadas como el operador de la unidad fueron consignados a la Fiscalía General de la República (FGR), que los liberó más tarde a todos.

El conductor fue identificado como Miguel Jordán Holguín, de 68 años; y sus acompañantes como Óscar Zúñiga Verdín, de 27, y Miguel Ángel Roldán Ríos, de 28.

El pasado 8 de abril agentes federales también realizaron el aseguramiento y rescate de seis presuntas víctimas del delito de tráfico de personas, todas originarias de Guatemala, en un vehículo que se rentaba como Uber.

El informe indica que el conductor, Jonathan G. G., de 24 años, circulaba de Chihuahua a Juárez a la altura del kilómetro 334 a bordo de un auto Ford Figo Gris con placas ENK7148 del Estado de Chihuahua, con los migrantes a bordo.

De acuerdo con la Policía Federal y autoridades estatales, este servicio opera fuera de la ley, pero es difícil detectarlo.

“Esa modalidad no está regulada porque es un acuerdo privado entre personas; a parte es difícil comprobar el servicio ilegal porque no hay denuncias de los que viajan”, dice el jefe del Departamento de Transporte en la zona norte, Luis Lugo.

Una fuente de la Policía Federal entrevistada aseguró que han detectado autos en la carretera que al parecer se dedican a esta actividad, pero al momento de abordarlos, los ocupantes manifiestan que todos vienen juntos.

“Entonces no hay manera de señalar alguna operación irregular”, dice.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes es la encargada de regular este transporte. El Diario trató de contactar a un representante de la dependencia en Chihuahua ayer, pero al cierre de edición no fue posible.

El vocero de la Fiscalía General del Estado en la zona norte, Julio Castañeda, dijo que la dependencia no ha recibido denuncia alguna por malas experiencias con el servicio que, destacó, de por sí es irregular.


[email protected]