Juárez

Urgen donadores para salvar a Pablo

A sus 11 años le diagnosticaron leucemia y hoy requiere del apoyo de los fronterizos

Abril Salgado
El Diario
sábado, 09 marzo 2019 | 06:00
Omar Morales / El Diario

Ciudad Juárez— A dos días de cumplir 11 años de edad, Pablo Alonso Reyes Jiménez fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda el año pasado, desde entonces una serie de complicaciones en su salud le generaron una inflamación cerebral que le trajo como consecuencia convulsiones, pérdida temporal de la vista y por esas circunstancias tuvo que abandonar la escuela.

“Después empezó todo eso de las revisiones y de las quimioterapias, de las intratecales, el aspirado de médula, de los piquetes para… bueno piquetes de quimioterapias”, contó el menor. 

A poco más de medio año de luchar contra esta enfermedad que los tomó por sorpresa y fue un golpe muy duro para la familia, Rosa Jiménez, madre de Pablo, narró que para continuar con sus tratamientos se requieren 110 donadores de sangre, pues son unidades que se deben desde que inició quimioterapias y que faltan para que el menor pueda ser enviado a un trasplante de médula ósea a Monterrey. 

“A él le salieron puntitos rojos en sus piernas, tenía moretones, y estaba muy pálido… sin ganas de comer, sin ganas de jugar. Perdía la fuerza, le dolían sus piernas, y nos dimos cuenta de eso porque él era muy activo, andaba para arriba y para abajo y de repente ya no quiso ni ir al parque, se cansaba mucho, le dio mucha calentura en dos semanas que estuvo sin comer”, contó.   


Las esperanzas están puestas en el trasplante

Con la idea de que fuera algo menor primero acudieron a un médico particular para un estudio, pero el abuelo no estuvo conforme con los resultados y repitieron revisiones en una clínica donde le indicaron su padecimiento y fue canalizado al Hospital Infantil de Especialidades. 

“Ahí nos dijeron que sí tenía leucemia y que se tenía que quedar internado”, mencionó Jiménez.

Pero aun con este diagnóstico las esperanzas están puestas en el trasplante para que Pablo pueda volver a ser el mismo que antes, se recupere totalmente y regrese a su escuela, pues comentó que extraña a sus amigos, sus maestros y los deportes que había.   

“Cuando yo empecé a ver a los niños me dio mucha tristeza y yo le dije a mi mamá que si yo me llegara a recuperar yo quisiera ser doctor, para curar a los niños con cáncer”, expuso Pablo. 

“Yo le diría a la gente que si me podrían ayudar para lograr este sueño, con una pequeña ayuda de sangre”, expresó. 

Los interesados en apoyar esta causa pueden acudir al Banco de Sangre del Hospital Infantil de Especialidades o comunicarse al teléfono (656) 645-19 56.

[email protected] 


Para ayudar

Los interesados en apoyar esta causa pueden acudir al Banco de Sangre del Hospital Infantil de Especialidades o comunicarse al teléfono (656) 645-1956