Juárez

Urgen a no confiarse y mantener medidas

En el ámbito de la salud se sigue teniendo un peligro elevado de que haya un rebrote, aseguran

Marco Tapia / El Diario de Juárez

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

domingo, 14 febrero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Aunque existe un descenso en las muertes y casos por Covid-19 en Juárez, que permitirá mañana ir al amarillo –riesgo medio–, la ciudanía deberá pensar como si siguiera naranja –riesgo alto–, manifestó tras consultársele el presidente del Colegio de Médicos de Chihuahua, José Alfredo Ceniceros Valenzuela.

Recordó que en la semaforización impuesta por el Estado entran factores económicos y hasta políticos, pero aseguró que, en realidad, en el ámbito de la salud se sigue teniendo un peligro elevado de que haya un rebrote de SARS-CoV-2 que podría luego repetir el escenario de octubre y noviembre del año pasado. 

“En lo sanitario así es, debemos pensar que seguimos en naranja… Estoy de acuerdo que estamos en una meseta, donde no ha habido (todavía) un repunte como la vez pasada, pero, bueno, en la apertura como es económica y social, la gente lo toma como si ya no hubiera coronavirus y aumenta”, dijo el galeno.

Hasta ayer, esta ciudad contó 28 mil 457 casos acumulados de la enfermedad; 2 mil 565 han fallecido. Sólo en los dos referidos meses de 2020 ocurrió el 48% de esas incidencias y 47% finados aquí, se documentó, por lo que Ceniceros Valenzuela exhortó a seguir con la sana distancia, higiene y cubrebocas.

“El semáforo siempre ha sido económico, nunca ha sido sanitario. La vez anterior del amarillo, fue cuando tuvimos ese problema de que aumentó la ocupación hospitalaria, con gente en fila para Urgencias, y bueno, en ese contexto es potencialmente probable que aumenten los casos”, puntualizó en entrevista.

Afirmó que el Gobierno debe poner bien en una balanza qué es lo que debe predominar y después actuar: si en la salud o en la economía, que tampoco se puede dejar de lado porque implica el sustento para los ciudadanos y sus patrimonios, ya muy golpeados prácticamente desde que llegó la pandemia a la entidad.

“A Juárez y a Chihuahua nos ha pegado muy duro, pero la densidad poblacional también nos ayuda mucho. Sin embargo, hay que ser realistas y pensar que sanitariamente estamos en naranja, estoy de acuerdo que no completamente en rojo, pero en naranja sí. El asunto es económico y ahora es electoral”, dio a conocer.

Fue ayer cuando el secretario de Salud del Estado, Eduardo Fernández Herrera, informó que la parte septentrional de Chihuahua irá al amarillo este lunes, pero la meridional (sur) permanecerá en naranja, debido a que presenta todavía una actividad elevada de SARS-CoV-2 que podría saturar luego los servicios.

avargas@redaccion.diario.com.mx